Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Costura indígena y vanguardia europea en la Semana de la Moda de Asunción

Costuras tradicionales heredadas de la cultura guaraní mezcladas con las más actuales tendencias europeas componen la identidad única de la Semana de la Moda, que arranca este jueves en la capital paraguaya.


Publicidad

Con más de 30 marcas y diseñadores, el certamen busca reunir a lo más destacado del universo de la moda local en el evento, que se celebrará hasta el domingo en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

La exhibición recorre los mejores trabajos de las marcas de referencia en Paraguay, junto a otras que han logrado exportar su talento a nivel internacional, como el caso de Aravoré, que vende en Europa y Asia ropa infantil hecha con algodón orgánico paraguayo, dijo a Efe el director creativo del festival, Paolo Defelippe.

Colocada por el diario británico The Guardian en el segundo puesto mundial en prendas para niños, Yanina Aubrey, la dueña de Aravoré, ganó el galardón a la mejor curadora de la London Fashion Week del pasado febrero.

El director creativo del evento, que presenta colecciones para la temporada primavera-verano, explicó que la vanguardia europea, las tendencias mundiales y la más cercana moda argentina se entremezclan en Paraguay con las tradiciones locales.

Defelippe aseguró que desde hace un par de años los diseños de marcas como Ocre o Joyas Fió han comenzado a llevar las tradiciones culturales indígenas de Paraguay a la alta costura.

“La gente empieza a valorar más lo nuestro, el ñandutí, la filigrana, diseños únicos”, destacó Defelippe.

El ñandutí, tradicional encaje de agujas, es la más famosa artesanía textil de Paraguay.

A la ya tradicional muestra de ropa se suma este año como novedad una serie de charlas y conferencias de diseñadores y destacadas figuras de la moda argentina y brasileña. EFE