Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las estatuillas en 3D podrían desplazar a las selfies

NUEVA YORK (AP) — Al parecer la moda de las selfies o imágenes digitales de uno mismo podría verse desplazada por las estatuas en tercera dimensión. Por ejemplo, Eddie DaRoza tiene en su oficina una estatuilla de sí mismo en 3D que mide 12,5 centímetros (5 pulgadas).


Publicidad

“Hay muchos dobles por ahí. Es como una pequeña representación mía”, dijo el productor de video de 32 años, residente de Los Ángeles.

DaRoza mandó hacer la estatuilla por diversión. Mientras aguardaba a su hermano en un centro comercial, entró en un estudio que escaneó su cuerpo y envió la planilla a un impresor en tres dimensiones. Estos estudios están proliferando a medida que se perfecciona la tecnología de la imprenta en 3D. En la ciudad de Nueva York hay por lo menos cuatro comercios que ofrecen el servicio, tres de los cuales abrieron el año pasado. Uno puede hacerse escanear en unos pocos segundos y recibir la estatuilla en pocos días.

El advenimiento de las cámaras digitales y teléfonos multiusos liquidó el tradicional estudio fotográfico, aunque la tecnología tridimensional ha causado interés.

Muchos de los clientes de los estudios son padres que desean estatuillas de sus hijos. Sylvain Preumont, que este año abrió una sucursal neoyorquina de su negocio iMark de Londres, dijo que la esposa de un soldado hizo escanear a sus tres hijos para que él pudiera llevar sus estatuillas a Afganistán. Víctor de los Ángeles, propietario del comercio Cubo de 3D en Nueva York ha escaneado a varias embarazadas.

“Vino una dama un día antes del parto y me dijo: ‘La necesito hoy”’, afirmó.

El Museo de Arte y Diseño de Nueva York ofreció escaneos y estatuillas este año. Shapeways, la compañía que suministró la muestra, dijo que escaneó a unas 6.000 personas y que vendió unas 1.500 estatuillas por 30 dólares. Woody Allen se hizo escanear allí, de modo que es posible comprar una estatuilla suya de 9 centímetros (3,5 pulgadas). El Instituto Smithsoniano escaneó al presidente Barack Obama y reveló un busto en 3D del mandatario, que será agregado a la Galería Nacional del Retrato.