Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Uruguayas pueden ya acceder a reproducción asistida y gratuita

Mujeres embarazadas. Foto de Archivo, La República.

Las uruguayas que están adscritas a los servicios de salud estatales pueden ya acceder a la reproducción asistida de manera gratuita, sin que haya limitaciones por estado civil, pero sí por edad (40 años).


Publicidad

El viceministro uruguayo de Salud Pública, Leonel Briozzo, anunció hoy que ya se reglamentó la Ley sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, por lo cual el acceso a esos procedimientos está ya disponible para mujeres con problemas de esterilidad o infertilidad.

Cualquier mujer de hasta 40 años, “con pareja o sola”, que desee someterse a este tipo de tratamiento debe concurrir a una consulta con su ginecólogo, para luego ser derivada a los “equipos de referencia” quienes le indicarán el método más idóneo para llevar adelante la reproducción asistida, agregó Briozzo en declaraciones publicadas en la web de la Presidencia.

La reglamentación limita hasta los 40 años la edad de las mujeres para presentar la solicitud con posibilidades de extender el plazo a los 42 años en casos especiales.

Entre los costes que absorberá el Estado uruguayo se incluyen los estudios para el diagnóstico de la infertilidad, el tratamiento, el material médico, asesoramiento y la medicación.

Para los casos en que las mujeres se atienden en el servicio de mutualistas privadas el procedimiento de reproducción asistida tendrá un coste de 4.000 a 5.000 pesos uruguayos (163 a 204 dólares) en una primera instancia y que puede llegar a los 17.000 o 18.000 pesos (693 a 734 dólares) en un tercer intento.

La ley, que busca garantizar para todas las uruguayas y las extranjeras residentes en este país de 3,4 millones de habitantes, el derecho de acceso a la reproducción asistida, logró reducir en un 50 % los costes habituales del procedimiento, aseguró Briozzo.

La reglamentación abarca también la donación de gametos (óvulos y espermatozoides) que se deberá realizar de manera anónima, sin que los donantes reciban dinero a cambio y que podrán ser utilizados para un máximo de 25 nacimientos.

Los óvulos y espermatozoides que no sean implantados se podrán conservar por un máximo de cinco años y posteriormente deberán ser donados para estudios de laboratorio o descartados.

Brizzo señaló que las autoridades del Fondo Nacional de Recursos y del Ministerio de Salud Pública trabajan actualmente en la reglamentación de los casos de alta complejidad, como por ejemplo la fecundación “in vitro”, que tienen costes bastante mas elevados. EFE