Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuba prepara vacunas contra el cólera, el neumococo y la hepatitis para 2015

Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba. Foto de Archivo, La República.

La Habana, 23 nov (EFE).- Cuba prepara vacunas preventivas contra el cólera, el neumococo y la hepatitis B para comenzar a aplicarlas en 2015, informó hoy un directivo del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéuticas, BioCubaFarma, citado por medios locales.


Publicidad

La vacuna contra el cólera se encuentra aún en la fase de ensayo clínico y, según explicó el vicepresidente de la empresa farmacéutica, Gustavo Sierra, se trata de un producto “altamente novedoso, muy seguro y de gran eficacia”, en declaraciones al periódico Juventud Rebelde.

El especialista indicó que el registro médico sanitario debe realizarse el próximo año, cuando está previsto además comenzar a proteger a toda la población de la isla con este medicamento.

“Ya nos preparamos para aumentar su elaboración y exportarla a otras naciones e incluso entregarla a la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, precisó.

Cuba tuvo cinco décadas sin casos de cólera hasta que en agosto de 2012 el mal reapareció, afectando principalmente a la zona este del país y con un saldo de tres muertos y 417 infectados, según datos oficiales.

Después del brote se detectó uno en La Habana en el verano de 2013 con medio centenar de casos confirmados y en otros momentos las autoridades sanitarias han insistido en la adopción de medidas preventivas de higiene para evitar enfermedades diarreicas.

El directivo de BioCubaFarma refirió que durante 2014 han avanzado los resultados de los ensayos clínicos de una vacuna contra siete tipos de neumococos en niños de entre uno y cinco años y consideró “altamente probable” el comienzo de la vacunación a ese grupo de infantes cubanos a partir del venidero año.

En ese sentido, señaló que se trabaja para lograr su aplicación en bebés lactantes, porque son “muy susceptibles” y también en personas de edad avanzada, que tienen altos riesgos de contraer neumonía.

En el caso de la futura vacuna terapéutica contra la hepatitis B la catalogó con cualidades por encima de productos antivirales y el producto biotecnológico Interferón, con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes, evitar la cirrosis o la muerte. EFE