Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China, moda y distorsión en el Metropolitan

Nueva York, 4 may (EFE).- La exposición anual del Metropolitan en conjunción con el Instituto del Traje, uno de los eventos de la moda en Nueva York del año, amplía este año sus horizontes en “China: A través del espejo”, un viaje por la fantasía distorsionada de los más ilustres diseñadores en busca de influencias orientales.


Publicidad

Con la editora de Vogue Estados Unidos, Anna Wintour, al mando, con el cineasta hongkonés Wong Kar Wai a cargo de la puesta en escena y con diseños de John Galiano, Tom Ford, Ralph Lauren o Cristóbal Balenciaga, el Met se rinde a la moda como arte y, desde el 7 de mayo al 16 de agosto, tendrá en esta muestra su gran reclamo.

Lo hace con una visión de China voluntariamente distorsionada, de un exotismo entre naïf y romántico que alumbró obras de arte tan históricamente incorrectas como estéticamente fascinantes. Ni siquiera Henry Kissinger quiso perderse la presentación ante la prensa.

“Creo que la comunicación entre oriente y occidente ha estado muy basada en los errores de comunicación, con muchos objetos y conceptos que quedaron perdidos en la traducción. Pero esta exposición es sobre China como fuente de creatividad, de invención y de imaginación”, explicó a Efe el comisario de la exposición, Andrew Bolton.

Jugando con el título de “Alicia a través del espejo”, de Lewis Carroll, y apoyada en el extenso imaginario que occidente tiene de la cultura china -desde “The Last Emperor”, de Bertolucci, a los retratos pop art de Mao Tse Tung realizados por Andy Warhol- la exposición es un despliegue de estímulos visuales hermosísimos.

“Ha sido importante hacer la exposición con un director de cine como Wong Kar Wai. Se ha planteado casi como hacer una película y eso me ha hecho aprender muchas cosas y ser más libre en mi pensamiento como comisario, tener una aproximación menos rigurosa y enormemente creativa”, aseguró Bolton sobre el autor del clásico moderno “In the Mood for Love”, que orquestaba el amor sutil oriental con boleros de Nat King Cole.

Así, con una presencia importantísima de la música y la imagen, y colándose en varias secciones del museo enciclopédico de Nueva York, la muestra también recorre la vida y estilo de tres mujeres asiáticas: la actriz Hu Die, conocida como “Butterfly Wu”; la esposa del diplomático V. K. Wellington Koo, Oei Huilan, y Soong Mei-Ling, mujer del presidente chino Chiang Kai-shek.

Diseños de Karl Lagerfeld enfrentados con jarrones de porcelana, un jardín chino con abultados diseños de Alexander McQueen a moda de flores o diseños de Ralph Lauren junto a tejidos de la dinastía Qing. Dos lados de un espejo que ahora, aunque se comuniquen más abiertamente, siguen fantaseando.

“No creo que la fantasía haya puesto los pies en la tierra. Los diseñadores todavía están en esa fantasía, con una China mítica que no existe más que en su imaginación. En parte, por la imagen que el cine dio de China. El cine reinventó a China y la moda la volvió a reinventar”, aseguró Bolton.

La exposición, además, servirá de hilo narrativo para la gala benéfica que esta noche el Metropolitan y el Instituto del Traje organizan en el museo, la considerada “alfrombra roja del año” y también una de las principales fuentes de financiación del museo.

Las actrices Jennifer Lawrence y Gong Li serán las madrinas del evento, al que otros años han asistido personalidades como Madonna, Beyoncé, Sarah Jessica Parker o Pedro Almodóvar. EFE