Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia pone en órbita un satélite militar tras fallos anteriores

(Roscosmos via AP)

Moscú, (EFE).- Rusia puso hoy en órbita un satélite militar, lanzado desde el centro espacial de Plesetsk (norte del país) por un cohete propulsor Soyus-2.1a, informó el Ministerio de Defensa.


Publicidad

“Un cohete Soyuz-2.1a con un satélite militar fue lanzado desde el centro espacial de Plesetsk”, dijo un portavoz de la Defensa Aeroespacial, que no dio más detalles sobre el tipo de satélite o la naturaleza de su misión, según las agencias rusas

El portavoz dijo que el lanzamiento “transcurrió como estaba planeado” y que el satélite fue puesto en órbita después de que su separación del cohete propulsor se realizara con normalidad.

Se trata del primer lanzamiento que realiza Rusia con un cohete Soyuz-2.1a desde que el pasado abril fallara el envío de la nave de carga Progress M-27M, que llevaba combustible, agua, alimentos y repuestos para la Estación Espacial Internacional.

La nave no logró acoplarse a la EEI y se desintegró días después sobre el Pacífico.

Debido a ese accidente, tres cosmonautas de la EEI que deberían haber regresado a la Tierra el pasado 14 de mayo lo harán el próximo 11 de junio.

La misión del ruso Antón Shkaplerov, la italiana Samantha Cristoforetti y el estadounidense Terry Virts se prolongó casi un mes más.

Tras el incidente con el carguero Progress, Roscosmos también aplazó dos meses el despegue de la próxima nave tripulada Soyuz, que volará rumbo a la plataforma orbital a finales del próximo julio.

Mayo fue un pésimo mes para la industria aeroespacial rusa, que lleva varios años acumulando fallos que dañan el prestigio de un sector que fue antaño orgullo para todos los rusos.

Además del carguero espacial, en mayo se perdió y desintegró un satélite de comunicaciones mexicano por un fallo del cohete portador “Protón-M” cuando fue lanzado desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán. EFE

(I)