Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Artista mexicano diseña mural en honor al papa en Filadelfia

NUEVA YORK (AP) — Para el mexicano César Viveros no sólo es un honor haber sido escogido para diseñar un mural en honor al papa Francisco, es también un placer ver cómo los ciudadanos de su ciudad, Filadelfia, lo pintan.


Publicidad

Incluso podría colaborar el propio pontífice, dijo el artista. “Ojalá nos haga el honor de dar unos brochazos”, comentó Viveros a The Associated Press. “Para mí ya sería como si lo estuviese bendiciendo”, agregó.

Viveros diseñó el mural de 372 metros cuadrados encargado por la ciudad con motivo de la visita del pontífice en septiembre. Hasta ahora ha sido pintado por más de 2.500 personas.

La obra muestra al papa con su brazo sobre los hombros de un niño, rodeado de varios padres y menores, flores y viñedos. El conjunto de imágenes también incluye una pila bautismal y una pareja a punto de bautizar a su hijo, un joven que abraza a una anciana y una niña afroamericana junto a otra con síndrome de Down. La parte superior es un mosaico de cristales plateados, amarillos y ámbar que representa un cielo estrellado.

El mural estará avanzado cuando llegue Francisco pero aun faltará darle color a una parte, que Viveros ha reservado para los visitantes que acudirán al Encuentro Mundial de las Familias a fines de ese mes.

Cuando Viveros, de 46 años, fue escogido en marzo por el Mural Arts Program de Filadelfia para llevar a cabo el proyecto, empezó a trabajar con 153 paneles de tela muy fina que, unidos, formarán el mural que se colocará en una gran pared del norte de Filadelfia. Viveros explicó que niños de escuelas locales, ancianos y residentes con discapacidades, entre muchos otros, han pintado los paneles desde distintas ubicaciones como el hospital infantil de Filadelfia, un asilo y una organización sin ánimo de lucro en Candem, Nueva Jersey.

Setenta de los paneles ya están listos y en unas dos semanas serán trasladados al muro y empezarán a ser pegados con un potente gel adhesivo. Los residentes de Filadelfia seguirán pintando paneles en días señalados de agosto y septiembre, aunque gran parte de la obra será terminada por los participantes del Encuentro Mundial. En octubre el mural quedará finalizado y Viveros espera que hasta 5.000 personas hayan participado en él.

“Para mucha gente significa mucho ser parte de este proceso. Es una manera de repartir esta oportunidad, esta bendición”, dijo el artista, nacido en Veracruz y que lleva más de 15 años viviendo en Estados Unidos.

En la obra Viveros intenta expresar la necesidad de la gente de conectar con el prójimo y el mensaje de amor y humildad que promueve el papa. La esposa del muralista Ana Guissel Palma y el artista Domingo Domínguez, ambos mexicanos, lo ayudaron en el proyecto.

Francisco aterrizará en suelo estadounidense el 22 de septiembre y visitará Washington, Nueva York y Filadelfia.

Según Viveros el arte ha sido su mundo desde muy temprana edad. Influenciado por Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, aprendió a pintar en una escuela secundaria de Veracruz, donde ya hacía piezas a gran escala.

Durante años pintó como pasatiempo mientras se dedicaba a estudiar buceo industrial y luego a trabajar en una plataforma petrolera en el Golfo de México. Cuando otros buzos estadounidenses le empezaron a encargar pinturas que él hacía en su tiempo libre, comenzó a pensar en trasladarse a Estados Unidos.

En 1997 llegó por primera vez a Filadelfia y vivió un tiempo entre esa metrópoli y México. Aprendió mucho de la mano de Meg Saligman, una artista que tiene gran parte de su trabajo en Filadelfia, una ciudad de gran tradición muralista.

“Pasó de ser voluntario a muralista principal en proyectos y después inició su propio camino”, dijo la estadounidense. “Hace un trabajo precioso. Ha evolucionado hasta adoptar su propio estilo y creo que muestra una sensibilidad especial hacia la comunidad a través de sus imágenes”, agregó.

En 2001 realizó su primer trabajo para el Mural Arts Program y lleva más de 30 hechos para ellos en los que toca temas sociales como el estigma de los problemas de salud mental o la relación entre la policía y la comunidad.

“César siempre ha sido capaz de conectar con todo tipo de grupos. Donde sea que ha trabajado ha logrado crear una alianza con la gente”, dijo Jane Golden, directora del programa y quien destacó el trabajo de Viveros en 2003 al unir a presos de la cárcel estatal de Graterford con víctimas de crímenes para trabajar en un mural titulado “Muros que curan”.

Realizar ahora uno en honor al papa es para él “un premio a todos estos años de esfuerzo”.

“Como hispano es una manera también de poner nuestro rostro hacia el frente, de decir que venimos a hacer de todo a este país”, dijo el mexicano, que se hizo ciudadano estadounidense en julio.

El mural en honor a Francisco, titulado “Lo sagrado ahora: fe y familia en el siglo 21”, estará en un muro de la antigua escuela William Harrison Elementary que se convertirá en la futura escuela católica St. Malachy. [I]