Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Valeant planea lanzar píldora llamada “viagra femenino”

En esta foto del 22 de junio de 2015, la presidenta de Sprout Pharmaceuticals, Cindy Whitehead, trabaja en su oficina en Carolina del Norte. Sprout podría tener éxito donde muchas multinacionales farmacéuticas han fracasado: lograr que se apruebe la primera píldora para estimular del deseo sexual femenino. (AP Foto/Allen G. Breed)

Valeant Pharmaceuticals invertirá alrededor de 1.000 millones de dólares para comprar Sprout Pharmaceuticals, fabricante del primer medicamento destinado a mejorar la libido femenina.


Publicidad

En la víspera, la autoridad reguladora estadounidense aprobó la píldora Addyi, llamada popularmente el “viagra femenino”.

Valeant prevé lanzar a la venta la píldora Addyi, de Sprout, en Estados Unidos durante el cuarto trimestre. La compra de la farmacéutica está prevista para el trimestre en curso.

La aprobación de Addyi el miércoles por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos era un hito largamente buscado por los laboratorios farmacéuticos, que han ganado miles de millones de dólares con los fármacos para la impotencia masculina.

El fármaco de Sprout, dirigida a las mujeres que padecen estrés emocional debido a la carencia de libido, actúa sobre las sustancias neuroquímicas que afectan el estado de ánimo y el apetito. La aprobación de Addyi, que genéricamente se llama flibanserin, indica un cambio de rumbo para la FDA, que la había rechazado en dos ocasiones debido a su falta de eficacia y efectos colaterales.

Se prevé que las ventas se verán afectadas por las advertencias que acompañarán a la píldora y las medidas de seguridad impuestas por la FDA. El rótulo en el envase de la píldora advertirá sobre los peligros de sufrir baja presión y desmayos, sobre todo cuando se combina la píldora con el alcohol.

El plan de seguridad exige que solo el médico recete Addyi después de un proceso de certificación en internet en el cual se advierte a la paciente sobre los riesgos del medicamento. La paciente al adquirir la píldora debe presentar el certificado al farmacéutico, quien debe recordarle que no beba alcohol mientras la toma.

Valeant prevé pagar unos 500 millones de dólares al concluir la transacción con Sprout, con sede en Raleigh, Carolina del Norte. La farmacéutica canadiense pagará otro tanto durante el primer trimestre del año próximo.