Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sony alcanza acuerdo económico con víctimas de ciberataque que sufrió en 2014

Sony Pictures Entertainment (SPE) ha alcanzado un acuerdo económico con las víctimas del ciberataque que sufrió el año pasado, a las que pagará hasta 8 millones de dólares por permitir que su información personal quedara expuesta a los piratas informáticos.


Publicidad

Según recoge hoy la prensa local, el acuerdo con extrabajadores y miembros actuales de la compañía ha sido depositado en uno de los juzgados de Los Ángeles (EE.UU.) y debe ser aún ratificado por el juez.

En un mensaje enviado hoy a la plantilla, el director ejecutivo de la empresa, Michael Lynton, califica el acuerdo como “un paso adelante importante y positivo para dejar atrás de forma firme el ciberataque”.

Varios exempleados de SPE presentaron en marzo pasado una demanda colectiva contra el estudio.

Según los demandantes, SPE no tomó las medidas necesarias para prevenir la fuga de datos en el masivo ciberataque que sufrió la empresa en noviembre de 2014, y su reacción tampoco estuvo a la altura de las circunstancias.

En la demanda colectiva se especificaba que más de 15.200 números de la seguridad social de empleados y exempleados quedaron expuestos a los “hackers”, incluidos los datos de personal cuya ultima relación laboral con Sony se remonta a 1955.

Unos piratas informáticos que se hacían llamar “Guardians of Peace” (“Guardianes de la Paz”) se adentraron en la red de Sony y extrajeron datos personales y financieros archivados por la empresa.

El ataque, según se supo después, estuvo orquestado desde Corea del Norte como represalia por la comedia “The Interview”, un filme que se burla del líder norcoreano, Kim Jong-un, y expone un plan para asesinarlo.

Las amenazas de los piratas llevaron a que Sony cancelara su estreno previsto para el 25 de diciembre, algo que no agradó a la Casa Blanca, si bien el estudio terminó por retractarse y permitir el debut de “The Interview” en 300 salas de cine de EE.UU.

En febrero pasado, SPE anunció el cese de Amy Pascal, copresidenta de SPE y responsable de la gestión del estudio cinematográfico, quien fue sustituida por Tom Rothman, que ejercía como presidente de TriStar Prictures, empresa propiedad de Sony. EFE [E]