Ecuador. Sábado 25 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Leyes anticuadas complican casos de “sexteo” inocente

Colorado, EE.UU. (AP) — Cuando las autoridades escolares de una escuela rural de Colorado se enteraron de que los alumnos estaban enviándose fotos de ellos mismos desnudos, no les quedó otra alternativa que informar a la policía y entregarle cientos de imágenes íntimas de los muchachos.

Publicidad

Explican que las leyes de Colorado consideran toda foto explícita de menores desnudos como pornografía infantil y exigen que los educadores informen a la policía si se topan con esas imágenes. Ahora la policía y los fiscales están tratando de determinar si se cometió algún delito.

Leyes de la era previa a los teléfonos de usos múltiples están resultando anticuadas para lidiar con las nuevas realidades del mundo digital.

El año pasado, en Carolina del Norte, dos adolescentes de 16 años que estaban de novios se mandaron fotos de ellos mismos desnudos y fueron acusados de explotación sexual de un menor. El caso generó tal revuelo que las autoridades finalmente retiraron el cargo y les imputaron una infracción menor.

Esta semana dos chicos de 14 años fueron imputados en Nueva York después de que uno de ellos filmó al otro mientras tenía relaciones con una muchacha. En otra escuela, una veintena de alumnos fueron suspendidos por ver esas fotos o transmitirlas, aunque no fueron acusados de delito alguno.

Y la semana pasada 16 estudiantes de Tennessee fueron acusados de explotación de menores después de intercambiar fotos explícitas a través de sus teléfonos.

El superintendente de una escuela secundaria de Canon City, George Welsh, dijo que las leyes pensadas para proteger a los menores de depredadores sexuales colocan a las escuelas en una encrucijada. Las autoridades escolares aseguran que no pueden ni siquiera ofrecer asesoría a los estudiantes porque tendrían que reportar esas conversaciones confidenciales.

“Tremendo lío tenemos. Debemos velar por la salud mental de nuestros chicos, pero tenemos una estructura en la que sería una locura hablar de esto con ellos”, afirmó Welsh.

Los estudiantes ocultaron al menos algunas de las fotos usando una aplicación que parece un calculador, en la que hay que apretar una serie de números para que aparezcan las imágenes. Los fiscales dicen que no se proponen acusar de delito alguno a los estudiantes, sino asegurarse de que ningún adulto intervino en todo esto.

Algunos estudiantes consideran que la reacción de la escuela fue exagerada, dado que las leyes permiten a adolescentes de cierta edad tener relaciones sexuales en algunas circunstancias, por más de que se les prohíba enviar o recibir fotos de un contenido sexual explícito.

Una estudiante de la Canon City High School, Elizabeth Ellis, de 18 años, dijo que cree que los adolescentes seguirán intercambiando imágenes sexuales explícitas a través de sus teléfonos, sin importar lo que haga la escuela.

“No somos la única escuela en la que se hace esto ni vamos a ser la única que es pillada”, manifestó.

Algunos adolescentes, padres y expertos legales dicen que las autoridades tienen que adoptar un enfoque más amplio. Un estudio determinó que el 28% de los estudiantes sextean y defensores de los menores advierten que no hay que imponer castigos grandes a quienes son pillados.

Jeff Temple, profesor de psicología de la Universidad de Texas de Galveston que hizo el estudio, opina que el sexteo es una nueva forma de coquetear y que se da mayormente entre jóvenes que tienen una relación o desean tenerla.

Indicó que la distribución de fotos de otros u obligar a la gente a compartir fotos explícitas de ellos mismos es algo más grave que puede merecer una respuesta más severa.

Si bien el que todo el mundo vea fotos íntimas de uno es un peligro real, no constituye un delito, según Marsha Levick, subdirectora del Centro de Leyes para Juveniles de Filadelfia.

“El sexteo es algo bastante bobo, lo mismo que mantener relaciones sexuales a los 14 años en el sótano de tu casa”, sostuvo. (I)