Ecuador. Lunes 23 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump posee la marca registrada “Central Park”

El candidato republicano Donald Trump saluda a las multitudes enfrente del edificio Trump Tower en la ciudad de Nueva York el 24 de septiembre del 2015. (AP Photo/Kevin Hagen, File)

NUEVA YORK (AP) — Donald Trump posee la marca registrada “Central Park”, que ha usado para darle nombre a todo tipo de productos como muebles, lámparas, almohadas e incluso llaveros.

Publicidad

El precandidato presidencial republicano solicitó licencia para la marca por primera vez hace más de dos décadas, cuando el emblemático parque neoyorquino era sinónimo de peligro debido a la alta incidencia de robos y asesinatos cometidos allí.

Un portavoz del magnate declinó revelar cuánto dinero Trump ha ganado gracias a la licencia, pero enfatizó que Trump ha estado estrechamente vinculado con el parque: fue dueño del Plaza Hotel ubicado en la avenida que limita al parque por el sur, administra un enorme hotel adyacente al parque y fue el artífice de la renovación de la pista de patinaje sobre hielo que había caído en el deterioro.

“El señor Trump, a lo largo de su carrera, ha sido dueño o administrador de algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad, muchos de los cuales… están ubicados a una corta distancia de Central Park”, expresó Alan Garten, vicepresidente ejecutivo y principal representante legal de la Trump Organization.

Debido a que es un espacio público, no es realmente posible tener derechos exclusivos a usar la frase “Central Park”, pero —como lo reportó el canal de noticias local NY1— documentos municipales demuestran que Trump es el principal empresario privado propietario de la marca Central Park para uso en productos específicos.

No cabe duda que solicitar esa licencia fue una medida comercial sumamente astuta.

La solicitó por primera vez en 1991, cuando la tasa de delincuencia en la ciudad estaba casi en su cúspide y el parque era asociado con el peligro de vivir en Nueva York. Ese año hubo 2.154 asesinatos en la ciudad, comparado con 328 el año pasado y apenas dos años antes una mujer había sido violada cuando trotaba por la zona.

Según los registros de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas, Trump recibió por primera vez permiso para usar el nombre para un estacionamiento y luego amplió su uso a medida que el parque se fue convirtiendo en símbolo de la ciudad en una época más próspera y segura.

 

Publicidad