Ecuador. miércoles 18 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Avión solar parte de Hawai rumbo a California

Los técnicos preparan el avión Solar Impulse 2 en el aeropuerto de Kalaeloa en Kapolei, Hawai, el 21 de abril del 2016. El avión solar partió ese día de Hawai en una nueva etapa de su vuelta al mundo.(AP Foto/Marco Garcia)

KAPOLEI, Hawai, EE. UU. (AP) — Después de cierta incertidumbre por la conveniencia de los vientos, el equipo del avión Solar Impulse 2 despegó de Hawai para iniciar otra etapa de su vuelta al mundo casi 10 meses después de llegar al estado.


Publicidad

El Solar Impulse 2 partió de Hawai el jueves temprano con el objetivo de aterrizar en Mountain View, California, en unos tres días.

El avión solar aterrizó en Hawai en julio pero se vio obligado a permanecer en las islas después que el sistema de la batería sufrió daños en su viaje desde Japón.

El aparato inició su viaje en marzo de 2015 desde Abu Dhabi, la capital de Emiratos árabes Unidos, y después hizo escalas en Omán, Mianmar (Birmania), China y Japón. Ahora está en la novena etapa de su circunnavegación.

El piloto Bertrand Piccard dijo que hace algunos años le asustaba la idea de cruzar el océano en un avión a energía solar, pero el jueves confió en hacer el trayecto. Afirmó que el avión aterrizará “en medio del espíritu pionero”.

Su copiloto Andre Borschberg, que voló la etapa de Japón a Hawai, le dijo a Piccard que admiraba su dedicación y dijo que el avión “representa lo que podemos hacer en tierra en nuestras comunidades, en nuestras ciudades”.

El equipo se demoró también en Asia. Cuando intentó por primera vez volar desde Nanking, en China, hasta Hawai, tuvo que poner fin al viaje pronto y regresar a Japón debido a un clima desfavorable y un ala averiada.

Un mes después, con las condiciones meteorológicas adecuadas, el avión despegó de un aeropuerto de Nagoya, Japón, rumbo a Hawai. Fue el tramo más riesgoso ya que no había dónde aterrizar en caso de emergencia. Lo mismo ocurrirá en el tramo desde Hawai hasta Estados Unidos continental.

La velocidad ideal del avión es de 45 kilómetros (28 millas) por hora, aunque se puede duplicar cuando los rayos del Sol son más intensos. El aparato de fibra de carbón pesa 2275 kilogramos (5.000 libras), lo mismo que una minifurgoneta o un camión mediano. Las alas, más largas que las de un Boeing 747, están equipadas con 17.000 células solares que impulsan los motores y cargan las baterías. Por la noche funciona con energía almacenada.

___