Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Mosad recluta a decenas de ciberexpertos con un acertijo informático

El servicio de espionaje israelí Mosad ha conseguido a varias decenas de candidatos para su programa de ciberseguridad gracias a un difícil acertijo en los medios de comunicación que daba acceso a su página de recursos humanos y a una segunda prueba para los más expertos.

Publicidad

El reto, de varias fases y cada vez más complicado, fue difundido la semana pasada con la intención de buscar a expertos en informática capaces de descifrar los sistemas electrónicos más protegidos, y generó la curiosidad de más de 25.000 personas por todo el mundo, según el diario Yediot Aharonot.

De ellos, sólo unos cientos lograron descifrar el código inicial “32 d3 54 aa” de una tabla en sistema hexadecimal, comúnmente utilizado en informática y que conducía hasta la dirección DNS donde se realizaba la verdadera prueba.

“Buenos días agente C. Necesitamos tus aptitudes para una operación urgente de rescate”, decía el texto de esta segunda fase, mucho más complicada.

“Uno de tus compañeros ha sido secuestrado por un grupo no identificado (..) La unidad de comunicaciones y de información ha conseguido localizar la instalación donde se encuentra (pero) la unidad de rescate necesita tu ayuda para su apertura y poder buscar dentro al rehén”, agregaba.

Varias decenas de candidatos -una cifra récord, según el medio- consiguieron “abrir” los protegidos dispositivos de la instalación y han sido reclutados por el Mosad desde que publicó la adivinanza el miércoles de la semana pasada.

Este original método de reclutamiento, que el Mosad utiliza por primera vez, ya había sido empleado por los servicios de espionaje británicos durante la Segunda Guerra Mundial, cuando buscaba a expertos que pudieran descifrar los secretos del Enigma, la máquina de cifrado rotatorio empleada por los nazis en sus comunicaciones.

Uno de los participantes entonces en el concurso, el matemático y criptógrafo Alan Mathison Turing, logró descifrar los códigos nazis y con ello, según algunos historiadores, acortar en dos años la duración de la guerra.

En la actualidad, otros servicios de inteligencia e información del mundo emplean técnicas parecidas de reclutamiento, entre ellos el GCHQ británico, dedicado a la inteligencia de señales (SIGINT), que suele hacerlo por navidades. EFE (I)

Publicidad