Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El turismo, un fenómeno social que va más allá de lo económico, dice experto

Quito, capital del Ecuador. Foto de Archivo.

El turismo es un fenómeno social que va más allá de lo económico, que es apenas una parte de esa actividad relacionada con la cultura, lo social, la educación, el medioambiente, lo tecnológico, entre otros, dijo hoy a Efe el argentino Miguel Ledhesma.

Publicidad

Ledhesma, presidente de la Alianza Latinoamericana de Periodistas Turísticos, consideró que si se reduce el turismo sólo es una actividad económica, únicamente se piensa en vender y en busca del lucro “se hace mucho daño”.

Para él, el turismo es un fenómeno social que se desarrolla en un contexto, por lo que, al momento de escribir sobre los diferentes destinos, los periodistas turísticos deben tomar en cuenta todas las aristas: políticas, culturales, religiosas, entre otras.

Se lamentó de que se piense que temas de turismo sólo lo manejan organizaciones, o depende de un territorio, o de la economía, “pero no nos damos cuenta de que cada uno de nosotros hacemos a la actividad turística, trabajemos en ella o no, seamos turistas o no, todos tenemos que ver con la actividad turística”, subrayó.

Ledhesma, que participa en Quito en el I Encuentro Internacional de Comunicación Turística organizado por el Ayuntamiento, apuntó que el periodista turístico tiene una “responsabilidad muy grande” ante la sociedad, y que debe tener una “actitud profesional y ética”.

“La ética tiene que ser la que siempre marque el camino para que uno no se pierda con los encantos económicos u otras conveniencias”, dijo Ledhesma, que es también presidente del Comité Internacional de Ética de Periodistas Turísticos.

Apuntó que no sólo los periodistas turísticos deben hacer un trabajo responsable sino que el público también requiere tener “un espíritu más crítico a la hora de leer o consumir medio de comunicación”.

Opinó que uno de los principales elementos en el que el turismo puede ayudar a la sociedad es impulsar la tolerancia, “algo que nos hace falta mucho a nivel social”.

“El turismo tiene que ver con personas de diferentes partes del mundo, que se encuentran en cualquier parte del mundo, con diferentes idiomas, religiones, creencias, formas de vida. Solamente podemos convivir con otras personas, que son tan diferentes, a partir de lo que es la tolerancia”, añadió.

Opinó que se puede lograr un equilibrio en los artículos periodísticos al dar voz a diferentes sujetos, sus verdades, con lo que se abre el panorama para que el lector pueda sacar sus propias conclusiones.

Según el experto, se podría también aprovechar del turismo para fomentar la solidaridad, y ello se puede difundir a través de diversos medios de comunicación.

“Falta más solidaridad y el turismo podría dar un ejemplo en ese sentido. Vienen turistas a Ecuador, pero vienen para conocer los atractivos, pasear, probar la comida, pero nunca se le propone ayudar, esperamos que el que ayude sea el Gobierno, las organizaciones sin fines de lucro” o los lugareños, dijo.

Como ejemplo señaló el terremoto de magnitud 7,8 que el pasado 16 de abril azotó zonas del norte de la costa ecuatoriana, dejando 668 fallecidos y miles de damnificados.

“Una persona que vive en otra parte del mundo puede enseñarnos cómo reaccionar la próxima vez frente a una situación parecida”, dijo al destacar también en este ámbito la importancia de la difusión.

Ledhesma está consciente de que muchas cosas dependen de lo que pase en el tema económico, pero “cuando uno tiene convicciones, sabe lo que quiere y le gusta lo que hace, puede hacer grandes cosas con pocos recursos o con nada”, aseguró al recalcar que lo importante es “la pasión y la convicción”.

Subrayó que la actividad turística “no es sinónimo de industria” y no siempre es positiva.

“Soy consciente de que el turismo mal desarrollado puede hacer mucho daño. Muchas veces se les impone a comunidades, pueblos que no lo quieren”, añadió al indicar que hay ocasiones en que el turismo afecta al medioambiente o al patrimonio.

Reiteró por ello la importancia del periodismo turístico desarrollado con ética, que implica “informar, investigar, educar, denunciar teniendo en cuenta lo que sucede en la sociedad”. EFE

Publicidad