Ecuador. Sábado 3 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vacuna experimental en ratas da un respuesta inmunitaria eficaz a la malaria

Investigadores franceses han formulado un prototipo de vacuna viva atenuada genéticamente contra el parásito responsable de la malaria, que en los ensayos con ratones logra una “respuesta inmunitaria eficaz y duradera”, según un estudio que publica hoy el Journal of Experimental Medicine.

Publicidad

Para lograrlo, los científicos lograron identificar y “apagar” un gen del parásito que causa la malaria, el plasmodium, que es transmitido por la picadura de un mosquito.

Uno de los autores del estudio, Salaheddinne Mécheri, señaló que este proyecto de vacuna, “gracias a su efecto protector rápido, duradero y polivalente, constituye un prototipo prometedor”, según un comunicado del centro Nacional de Salud e Investigación Científica, que realizó la investigación junto al Instituto Pasteur.

Los investigadores intentaron dar un enfoque original para buscar una vacuna, para lo que modificaron genéticamente varias cepas de plasmodium para desactivar el gen que codifica la proteína HRF.

Los mutantes obtenidos, que no activan la HRF, resultaron ser “muy eficaces” para desencadenar la repuesta inmunitaria, agrega la nota.

La ausencia de la proteína HRF provoca en el roedor un fuerte aumento de la producción de citocina IL-6, una proteína conocida por sus propiedades para estimular la respuesta inmunitaria, con lo que los roedores quedan protegidos de un nuevo ataque del parásito incluso en sus cepas más virulentas.

Además, la memoria inmunológica a largo plazo consigue mantener la protección de los roedores durante más de un año y la vacuna puede aplicarse en cualquier momento del ciclo de desarrollo del parásito.

Los mutantes HRF logrados para este estudio son los primeros parásitos genéticamente modificados en lo que la mutación controla directamente la respuesta inmunitaria del infectado.

Unos 3.200 millones de personas están expuestas al riesgo de contraer la malaria y el año pasado, según datos de la Organización Mundial de la Salud, se registraron unos 214 millones de casos, de los que 483.000 acabaron en muerte.

Una vacuna eficaz sería el medio necesario para luchar contra esta enfermedad, pero existen dificultades para ponerla a punto debido a la complejidad biológica del plasmodium y a las múltiples estrategias desarrolladas a lo largo de su evolución para contrarrestar la respuesta inmunitaria del infectado.

La infección por malaria se caracteriza, especialmente, por la ausencia de una respuesta inmunitaria protectora, además, la infección supone la abolición de la memoria inmunológica. EFE (I)

Publicidad