Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nueva York prohibirá a condenados por delitos sexuales jugar a Pokémon Go

El Estado de Nueva York (EE.UU.) anunció hoy que va a prohibir el uso del popular videojuego Pokémon Go a unos 3.000 condenados por delitos sexuales que están bajo libertad condicional.

Publicidad

La medida, según las autoridades, tiene como objetivo garantizar la seguridad de los niños y llega sólo unos días después de que dos legisladores llamaran la atención sobre el peligro de que pederastas se aprovecharan del juego.

“Proteger a los niños de Nueva York es la prioridad número uno y, a medida que la tecnología avanza, debemos asegurar que esos avances no se conviertan en avenidas para que peligrosos depredadores abusen de nuevas víctimas”, dijo en un comunicado Andrew Cuomo, el gobernador del estado.

Cuomo ordenó hoy al departamento estatal de prisiones restringir el uso de Pokémon Go a los delincuentes sexuales bajo libertad vigilada, que quebrantan ese régimen si descargan, acceden o participan en éste u otros videojuegos parecidos.

La decisión afectará a unos 3.000 condenados que están actualmente en esa situación, según las autoridades.

Además, el estado de Nueva York se comunicará con la empresa creadora de la aplicación para que colabore con la iniciativa.

La semana pasada, dos senadores estatales denunciaron que Pokémon Go facilita a pederastas y otros delincuentes sexuales el acceso a posibles víctimas.

Los legisladores Jeff Klein y Diane Savino presentaron una investigación según la cual Pokémon Go lleva, en muchas ocasiones, a sus jugadores a acercarse a las casas de esos delincuentes.

A diferencia de otros videojuegos, éste lleva a los jugadores a salir a las calles para encontrar los pokemones, que aparecen en la pantalla del móvil al paso por distintos puntos del mundo real.

Según los datos presentados por Klein y Savino, en la investigación llevada a cabo en Nueva York se materializaron criaturas virtuales frente al domicilio de delincuentes sexuales en un 57 % de los casos.

Además, en un 59 % de las veces la vivienda de un pedófilo condenado tenía a menos de media manzana de distancia otros puntos que atraen a los jugadores como las “pokeparadas” y los gimnasios.

Según los senadores, Pokémon Go, además, ofrece a los pederastas una suerte de mapa para saber dónde puede haber niños persiguiendo a las populares criaturas de ficción.

“Mientras los niños creen que están fuera para cazar un pokemon, lo que puede estar acechando es un depredador en lugar de un Pikachu”, advirtió en un comunicado Klein. EFE (I)

Publicidad