Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Colocarán cámaras para controlar movimiento de osos en inmediaciones de Quito

Oso andino. Foto de Archivo, La República.

Quito, (EFE).- El municipio de Quito anunció hoy que en las próximas semanas se instalarán “cámaras trampa” para controlar “eventuales visitas” de ejemplares de oso andino a varias zonas de Quito, donde a principios de agosto fueron vistos una osa y dos oseznos.

Publicidad

Las cámaras se colocarán a lo largo de la quebrada “Cóndor Huachana”, que discurre por las faldas del Rucu Pichincha, el volcán a cuyos pies se asienta la capital ecuatoriana.

Autoridades del Ayuntamiento de Quito solicitaron el 2 de agosto a la ciudadanía no acercarse a la osa que, junto a sus crías, fue vista por turistas y rescatistas en las inmediaciones del volcán.

Funcionarios de la Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito, en coordinación con el Comité de Emergencias Metropolitano, la entidad Teleférico de Quito, la Universidad San Francisco de Quito, el Ministerio del Ambiente (MAE) y comuneros de Cruz Loma, participaron de una jornada sobre este tema.

Durante el encuentro se explicaron detalles del programa de conservación del oso andino que lleva a cabo el municipio y se informó sobre las características de esta especie, en peligro de extinción y única en Sudamérica “y que debe ser protegida por ser emblemática y de aporte al equilibrio de la biodiversidad”, señaló en un comunicado el organismo municipal.

Funcionarios la Dirección Nacional de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente informaron, por su parte, sobre el marco legal que regula y sanciona las actividades que atentan contra la conservación del oso andino en el país.

Uno de los comuneros de Cruz Loma, Luis Moreno, expresó su satisfacción por la jornada informativa y por las acciones para garantizar la conservación de los osos en la zona.

“Los osos no están tan continuamente por acá, rara vez se les ve, tal vez una o dos veces al año. Se les ve algo distantes. Vienen a alimentarse de achupallas y mortiños (especies vegetales), son tranquilos, nunca nos han agredido”, indicó.

Investigaciones del Municipio y la Universidad San Francisco de Quito, entre otras organizaciones, revelaron la existencia de una población de cincuenta individuos de oso andino en el territorio noroccidental del distrito metropolitano de Quito.

La Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito y la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) ejecutan desde 2012 proyectos orientados a la conservación y creación de un corredor natural para el oso andino.

La capital ecuatoriana será, en noviembre de 2017, la sede de la XXV Conferencia Internacional de Osos, en la que se espera la participación de más de 300 científicos, biólogos y especialistas del tema, provenientes de todo el mundo. EFE (I)

Publicidad