Ecuador. Sábado 1 de octubre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pareja recupera furgoneta robada gracias a cadena que publicaron en facebook

Foto de un teléfono donde se ve la aplicación de Facebook, en Nueva York, el 19 de febrero de 2014. Facebook va a cambiar el panel de notificaciones de video en su app, se informó el 6 de abril de 2016. (Foto AP/Karly Domb Sadof, File)

París (EFE).- Una pareja francesa recuperó su furgoneta, desaparecida durante sus vacaciones en Barcelona (noreste de España) el pasado 11 de julio, gracias al mensaje que publicaron en la red social Facebook, compartido más de 100.000 veces en pocas horas, informa hoy el diario francés “Le Parisien”.

Publicidad

La Combi Volkswagen amarilla de Fanny y Loic, cariñosamente bautizada como “Dodo van” y valorada en 60.000 euros entre el vehículo como tal y su contenido, desapareció en la montaña barcelonesa de Montjuic y fue localizada dos días después en la localidad de Santa Coloma de Gramanet.

“Era nuestra segunda casa”, aseguró Fanny al periódico francés, “un sueño común para el que habíamos ahorrado durante mucho tiempo”.

La pareja, que viajaba sin rumbo fijo con su bebé de dos meses, contactó con su aseguradora, que los repatrió al día siguiente después de recibir confirmación del robo, al comprobar que una de las tarjetas de crédito que había en la furgoneta había sido utilizada de forma fraudulenta.

Ya en casa, Fanny publicó en Facebook un mensaje pidiendo ayuda que, literalmente de la noche a la mañana, fue compartido por 1.000 internautas y que horas más tarde había sido intercambiado más de 100.000 veces.

Los contactaron de toda Europa enviándoles fotos de furgonetas amarillas e ideas de páginas donde difundir su petición de ayuda.

Un conductor de Santa Coloma les dio la señal de alarma sobre la presencia del vehículo, localizaron el lugar a través de Google Maps y llamaron al hotel más cercano, cuya recepcionista comprobó el número de matrícula: coincidía y la policía local llevó la furgoneta a su depósito.

Cuando fue a recoger el vehículo, Loic se dio cuenta del alcance de la movilización popular. Un taxista le contó que “todos los taxistas de Barcelona conocían la historia de la furgoneta amarilla”.

Fanny y Loic perdieron todas las pertenencias que había en el vehículo, pero no su gusto por viajar, y ayer se encontraban de nuevo de vacaciones, esta vez en Bretaña, en el noroeste de Francia. EFE (I)

cmb/ac/acm

Publicidad