Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El “sancocho” informativo en las redes impone más rigor y ética al periodismo

Jaime Abello, presidente de la FNPI. Foto de masinvestigacion.es

Panamá, (EFE).- El periodismo está, como nunca antes, obligado a cumplir con las máximas del rigor y la ética para salir airoso del “sancocho” informativo de las redes sociales, en el que tiene las de perder, dijo el director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello.

Publicidad

“La gente no distingue qué es de los medios, qué es de las redes sociales, y se forma una especie de sancocho que nos crea la necesidad de trabajar con un cuidado extremo”, advirtió en una entrevista con Efe el responsable de la fundación creada por el nobel colombiano de Literatura.

En ese contexto, “el proyecto periodístico de agenda propia, el rigor, el cuidado ético, son cada vez más indispensables, y el papel del periodismo va a estar allí”, aseguró Abello, quien participó como invitado en la XII Feria Internacional de Libro de Panamá clausurada este domingo.

A los retos históricos como la censura, ahora “preocupante” en el mundo, se suman la crisis sistémica por la adaptación a la era digital y un incisivo escrutinio del público a través de las redes sociales, argumentó.

La audiencia vigila de manera constante la certeza o veracidad de los hechos que difunden los medios, “y cuando se cometen errores, el primero que lo denuncia es el público y lo hace de manera viral, y muchas veces de manera rabiosa, acusando al periodismo de sesgos, de ineptitud”.

Esa situación se evidencia claramente durante los procesos electorales, marcados cada vez más por la polarización en todo el mundo y por una tendencia “a culpar a los medios, atacarlos, acusarlos, en un ambiente de pugnacidad política en las redes sociales”, remarcó Abello.

Agregó que lo digital “también ha transformado la forma de hacer política”; elaborar información “durante procesos electorales es cada vez más difícil y complejo, y cuando no es época electoral también, en un tiempo de creciente radicalización”.

En el ámbito periodístico “cambian las prácticas, la función social, los modelos de negocios”, dijo el director de la FNPI, al opinar que “crea una apariencia de que el periodismo es menos relevante o indispensable, y nos obliga a pensar cuál es el rol de los medios y los periodistas profesionales en ese contexto”.

Para Abello está claro que va a sobrevivir “toda forma de hacer periodismo, pero el gran periodismo es el que se exige cada vez más”.

“Los medios generalistas tiene un reto mayor: mantenerlos implica estructuras más complejas, más costosas, en las cuales se dispara muchos frentes a la vez. Es una lucha titánica”, valoró Abello.

En América Latina, agregó, se ven apuestas por la adaptación con el surgimiento de proyectos periodísticos enteramente digitales, muchos de los cuales “no son todavía grandes negocios, pero nos están dando lecciones de buen periodismo en la era digital”.

El contexto actual de crisis económica, política y sistémica, por el paso a lo digital, “es un escenario que exige innovación permanente que no es fácil”, manifestó.

Hoy en día el periodismo como profesión, según Abello, carece de “estabilidad profesional clara” y afronta riegos, “ya en el mundo digital hay censura, persecución, hostilidades”.

Pero “lo más importante es seguir contando historias que sean relevantes” y hacerlo “con ganas de fascinar. Ya Gabo (Gabriel García Márquez) lo dijo: la mejor manera de informar es contando una historia”, en el periodismo ahora “el valor agregado va estar en que cuentes de manera atractiva, interesante, investigada lo que pasó y expliques por qué pasó”, añadió. EFE (I)

Publicidad