Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La importancia de que Cuba se abra a internet a debate en Miami

Visto desde el interior de una camioneta pick up clásica, dos personas caminan fuera de la entrada del nuevo centro tecnológico Google en La Habana, Cuba el lunes 21 de marzo de 2016. Google abrirá un nuevo centro de tecnología de punta en internet en el estudio de uno de los artistas cubanos más famosos, ofreciendo internet gratuito a una velocidad casi 70 veces superior a la que está disponible actualmente en Cuba. (Foto AP/Ramon Espinosa)

La importancia de promover el desarrollo y crecimiento de internet en Cuba será objeto de debate la semana próxima en un foro de dos días en Miami, en el que también saldrán a relucir las restricciones del Gobierno cubano a la red.

Publicidad

La primera conferencia Cuba Internet Freedom (CIF) reunirá el lunes y martes próximos a innovadores digitales y periodistas independientes cubanos junto con personas que desde fuera de ese país están enfocadas en posibilitar la transformación digital y el acceso a internet sin censura en la isla.

Cuba es, según la organización no gubernamental Freedom House, el país más restrictivo de América en tecnología de la información y la comunicación y además tiene una de las tasas más bajas de penetración de internet en el mundo.

Solo un 5 % de la población tiene acceso a internet, siempre vigilado por el Gobierno, y un 25 % puede enviar y recibir correos electrónicos, según los datos de la CIF.

Conectarse desde casa es algo vedado a la gran mayoría de los cubanos, que cuentan como alternativa con los 1.006 puntos públicos de navegación por internet, incluidas 200 zonas wifi de conexión inalámbrica, que, según el monopolio estatal de telecomunicaciones Etecsa, existen en el país.

En esas zonas wifi se registran un total de 250.000 usuarios diariamente, de los once millones y medio de habitantes.

“El Gobierno cubano le tiene miedo a que fluya la información”, dice a Efe Joanna Columbié, directora de la “Academia 1010” del movimiento político Somos+ y llegada a Miami desde La Habana para participar en el foro organizado por la Oficina de Transmisión a Cuba de EEUU (OCB por sus siglas en inglés).

Columbié considera “esencial” presionar para que internet sea “libre, abierto y disponible” para todos los cubanos.

La “Academia” que dirige es un espacio de “preparación de futuros líderes políticos en Cuba”, en el que se ayuda a la juventud a ser capaz de analizar la realidad cubana y a transformarla, y hoy en día tiene 100 alumnos por internet y 20 presenciales.

“¿Quién se puede conectar y cómo?”, “Las redes clandestinas cubanas”, “Internet como un derecho universal”, “Disidencia y activismo en la era digital” y “Franqueando el código del censor” son algunas de las charlas programadas durante la conferencia.

La tarifa que Etecsa cobra por una hora de conexión es de dos dólares, lo que equivale al salario por dos días de trabajo de un cubano corriente, señala Columbié respecto al título de la primera charla.

La conferencia inaugural estará a cargo de Anne Nelson, de la Universidad de Columbia, quien expondrá los descubrimientos de una investigación de dos años acerca de las tecnologías de la información en Cuba.

Mai Truong, de Freedom House, se referirá a otro informe, el de Libertad en la Red 2015/2016, para analizar el caso de Cuba en comparación con otros países del mundo y especialmente con el resto de América Latina.

Entre los panelistas provenientes de Cuba se encuentran Eliecer Ávila (Somos+), Yaima Pardo (La Red), Miriam Celaya (EVAsión), Rosa María Payá (Cuba Decide) y el grafitero Danilo Maldonado, “El Sexto”.

También participará Salvi Pascual, creador hace tres años de la plataforma Apretaste, que cuenta con 40.000 usuarios registrados en Cuba, los cuales acceden a contenidos en internet por medio del correo electrónico, que usan como una suerte de buscador.

El grupo de especialistas de fuera de Cuba incluye a Ted Henken, del Baruch College y autor del libro “La Cuba emprendedora: el paisaje cambiante”, Larry Press, de la California State University, y al periodista cubano residente en Barcelona Ernesto Hernández Busto, editor de la web Penúltimos Días.

Aunque el foro no tiene un carácter político, se celebra en un momento en el que la mayoría de las organizaciones del exilio, que principalmente se concentran en Miami, tiene depositadas sus esperanzas en un cambio impulsado por el pueblo cubano desde dentro de la isla y principalmente por los jóvenes, por lo que abogan por promover el desarrollo de internet en Cuba.

Tanto es así que en el segundo Encuentro Nacional Cubano, celebrado el mes pasado en Puerto Rico, las 65 organizaciones de dentro y fuera de la isla que lo conforman apoyaron una moción para trabajar con vistas a que en un futuro no lejano un cable de fibra óptica una EE.UU. y Cuba para mejorar la conectivida en la isla.

Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia e impulsor de dicha moción, dijo a Efe que incluso proponen que el cable se pague con fondos cubanos congelados en EE.UU. para que el Gobierno de Raúl Castro no lo pueda rechazar por ser estadounidense.

“Internet está ayudando a que se fabrique la libertad en Cuba”, dicen a Efe Joanna Columbié y su compañero de Somos+ Jorge Ros. EFE (I)

ar/lce/cho

Publicidad