Ecuador. Sábado 1 de octubre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La inversión en energía cae un 8 % en 2015, con avance de las fuentes limpias

La inversión energética global disminuyó un 8 % en 2015, hasta 1,8 billones de dólares, con una caída en los proyectos de exploración y producción de gas y petróleo, y un avance de las fuentes limpias, indicó hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Publicidad

En su primer informe sobre inversiones, titulado “Inversión mundial en energía 2016”, la agencia destaca además que, tras tres años de preponderancia de Estados Unidos, en 2015 el país que contó con más inversiones en el sector energético fue China.

Esto se debió “al récord de inversiones en el campo de la electricidad” en ese país, comparado con un descenso del capital invertido en proyectos de crudo y gas en EE. UU., donde en años previos se canalizó mucho dinero a proyectos de lutita.

Así, China invirtió 315.000 millones de dólares sobre todo en renovables y nuclear; seguida de EE. UU., que gastó 280.000 millones; la Unión Europea (UE), que destinó 140.000 millones especialmente a medidas de eficiencia, y Rusia e India, que invirtieron 85.000 y 65.000 millones de dólares, respectivamente.

Según la AIE, la inversión global en electricidad aumentó en 2015 hasta el récord de 690.000 millones de dólares, un 37 % del total, a pesar de que se registra un descenso de la demanda por la expansión de las redes de energía renovable.

No obstante, la inversión en petróleo y gas sigue acaparando la mayor proporción de la inversión mundial, con un 45 % del total, aseguró el organismo al presentar su informe en Londres.

En economías maduras como las de la UE, Japón y EE. UU., el crecimiento del sector de los servicios “está rompiendo el vínculo entre demanda energética y crecimiento del producto interior bruto (PIB)”, indicó la AIE.

Este cambio estructural se traduce en un aumento de la inversión en medidas de eficiencia energética, que alcanzó 220.000 millones de dólares a nivel mundial en 2015, un 6 % más que en el ejercicio anterior.

La Agencia, que se encarga de analizar el panorama energético para sus 29 países miembros, alertó de que, aunque la inversión se está reorientado hacia la energía limpia, “es esencial seguir invirtiendo en la extracción y producción de petróleo para garantizar la seguridad energética mundial”.

“Es imposible a día de hoy que las energías renovables puedan reemplazar al petróleo, en particular en sectores como el transporte o los petroquímicos”, declaró el director ejecutivo, Fatih Birol, en una rueda de prensa.

Birol subrayó que la ralentización de la economía china está afectando a las inversiones globales, por el descenso de la demanda de petróleo, gas y carbón, y el dinero destinado a los combustibles fósiles ha bajado un 25 % respecto a 2014.

La AIE predijo que la inversión en el sector petrolífero seguirá bajando en 2016, hasta un “preocupante” 24 %, debido a los bajos precios del petróleo.

En este sentido, recordó que se ha ofrecido a colaborar con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para estabilizar la situación.

“Oriente Medio continuará siendo clave para el mercado del crudo por muchos años, pues es la principal fuente de reservas a un precio barato”, advirtió Birol.

La AIE avisó de que, dado que la mayor parte de la inversión en el sector petrolífero se está destinando a sustituir activos viejos o deteriorados, “es clave que en los próximos años se incremente la inversión para mantener la seguridad del suministro”, al margen de que los indicadores apunten a una ralentización de la demanda energética.

“Los Gobiernos deben no solo mantener, sino reforzar sus compromisos para conseguir la seguridad energética al mismo tiempo que cumplen sus objetivos de cambio climático”, manifestó Birol. EFE (I)

Publicidad