Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Astronautas chinos salen en buen estado de cuarentena tras misión espacial

Jing Haipeng y Chen Dong

Los dos astronautas chinos que concluyeron el mes pasado la misión espacial china Shenzhou-11, la sexta tripulada y la más larga de la historia del país, salieron en buen estado de salud de una cuarentena de casi tres semanas tras su aterrizaje.


Publicidad

Jing Haipeng y Chen Dong realizaron hoy su primera aparición pública, en un encuentro con la prensa china celebrado en Pekín, después de permanecer un total de 33 días en el espacio, entre el 17 de octubre y el 18 de noviembre.

“En este vuelo la tecnología de ingeniería fue muy segura y fiable, la del cohete, la nave espacial, el laboratorio Tiangong, así como nuestros trajes espaciales, gestión del entrenamiento, comida e instalaciones para dormir”, explicó Jing, en declaraciones transmitidas por la cadena de televisión oficial CCTV.

Jing, de 50 años, participaba en su tercera misión espacial, tras formar parte de las tripulaciones de las Shenzhou-7 y Shenzhou-9, más que ningún otro astronauta chino.

“Comimos muy bien durante los 33 días (en el espacio), como se puede ver, por lo que diría que hubo una gran mejora con respecto a los dos viajes previos”, destacó Jing, que comandó la Shenzhou-11.

Su compañero Chen, de 38 años y debutante en una misión espacial, subrayó su emoción al ver crecer y florecer las semillas que plantaron en el laboratorio espacial Tiangong-2, en el que pasaron la mayor parte del tiempo que estuvieron en órbita.

“Fue mi primera vez en el espacio y me sentía tan ligero como una pluma. También fue la primera vez que vi amaneceres y puestas de sol tan bellas”, evocó el astronauta.

Durante su estancia en el espacio, ambos astronautas realizaron más de cuarenta experimentos científicos, entre ellos de cultivo de plantas y cría de gusanos de seda, y avanzaron en los preparativos para la futura estación espacial permanente china, que se prevé que esté completada hacia 2022.

La Shenzhou-11 concluyó el pasado 18 de noviembre y, tras su aterrizaje, ambos se sometieron a un periodo de cuarentena para readaptarse a las condiciones de gravedad de la Tierra.

Una de las responsables del Centro de Astronautas de China, Huang Weifen, aseguró que los controles médicos de los astronautas dieron resultados satisfactorios, aunque señaló que ambos continuarán en observación durante un mes más para garantizar el éxito de su aclimatación. EFE