Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los 15 años de Rubí, una fiesta de pueblo vuelta extravagancia por las redes

Víctima de su propio éxito en redes sociales, la mexicana Rubí festeja este lunes sus 15 años, un evento que se viralizó más allá de su humilde pueblo, con 1,3 millones de virtuales asistentes vía Facebook, regalos de políticos, artistas y empresas, y hasta su propio videojuego.


Publicidad

La mecha se encendió con un video en internet en el que el padre de Rubí Ibarra invita “a todos” a la fiesta que dará para presentar a su retoño ante la sociedad en su rancho de La Joya, una recóndita y agreste comunidad entre las tierras desérticas de San Luis Potosí, en el norte de México.

En cuestión de días, la fiesta de Rubí encabezaba la página Wikipedia de su pueblo y tenía su propio marcador de ubicación en Google Maps, mientras una ola de usuarios de Twitter, entre júbilo, burlas e indignación, comentaba con frenesí.

La joven, de largos cabellos negros y sonrisa enmarcada por un aparato dental, cosechó más de 4.000 seguidores en su cuenta Instagram y 1,3 millones de confirmaciones de asistencia a su fiesta en Facebook.

“Se salió de control esto … no quiere decir que no quisiéramos invitar a todo mundo, por supuesto, pero aquí las fiestas se hacen regionalmente … fue algo que no nos esperábamos”, reconoció el padre de Rubí en una de las múltiples entrevistas que ha dado, con su inseparable sombrero de ranchero.

“Fiesta del año”

De la web, Rubí dio un salto a las grandes televisoras mexicanas, donde le entrevistaron como una celebridad, ofreciéndole una carrera de cantante y participaciones como actriz en una popular serie que hace referencia a la virgen de Guadalupe.

A partir de ahí, una aerolínea ofreció descuentos en sus vuelos a quienes vayan a los 15 años, mientras una conocida marca de mole (salsa tradicional mexicana) alzó la mano para patrocinar el banquete, que en un inicio sería para 800 personas. Ahora esperan a miles.

Temiendo problemas de seguridad y logística, las autoridades de San Luis Potosí cambiaron el lugar del festejo a un terreno de varias hectáreas y dispusieron un operativo de seguridad.

En tanto, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila -allegado del presidente Enrique Peña Nieto-, obsequió con un viaje hasta su región a Rubí y a su familia, mientras la cantante Thalía le dedicó una melodía, y animadoras de un programa televisivo le regalaron un vestido.

Los medios de información locales e internacionales han relatado con minucia la crónica de lo que llaman “la fiesta del año”. Hay quienes incluso aseguran que, entre los estrafalarios regalos que ha recibido Rubí, está un jeep nuevo de parte del capturado capo “El Chapo” Guzmán.

También hay un juego de video especial para la ocasión, en el que aparece una quinceañera corriendo sobre una alfombra roja y disparando ráfagas de invitaciones a quien se cruce en su camino.

Los 15 años de Rubí, una fiesta agridulce con miles de asistentes y un muerto.

Los 15 años de Rubí, una fiesta agridulce con miles de asistentes y un muerto.

“Sociedad del absurdo” –

“Esto tomó dimensiones totalmente escandalosas”, opinó para la AFP Mercedes Poiré, directora institucional del Centro de Opinión Pública de la Universidad Del Valle de México, al considerar que “estamos ante un riesgo gigantesco de empezar a caer en la sociedad del absurdo”.

La experta puntualizó que más allá de la “viralización en las redes”, los medios tradicionales de comunicación dan eco al tema “porque vende”.

“Los 15 años son totalmente telenovelescos”, estima Poiré, al criticar la elección de los medios de gastar “una cantidad de tiempo muy importante en algo que francamente no es un tema de importancia nacional”, y la “falta de conciencia” de los ciudadanos.

Este lunes, Rubí seguía siendo tendencia y crecía la expectativa sobre los alcances de su fiesta.

“Por ahí nos acomodamos, (…) quedan todos cordialmente invitados”, dijo en el famoso video Crescencio Ibarra, padre de Rubí. La quinceañera posaba junto a él luciendo un vestido atigrado, una corona de brillantes y una sonrisa inmóvil.

También posaba la madre, muda, mientras don Crescencio daba los pormenores de la misa, “la chiva” (una carrera de caballos), el banquete y el baile, amenizado por populares bandas de música norteñas. (E)

Familia de Rubí,

Familia de Rubí,