Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Parásito que causó gran hambruna en Irlanda en 1845 había afectado antes EE.UU.

El parásito de las plantas que infectó a las patatas en Irlanda y causó la gran hambruna de 1845 había afectado dos años antes los cultivos en Estados Unidos, según un estudio publicado en la revista PLOS ONE y divulgado hoy, que también halló muestras históricas del microorganismo en Colombia.


Publicidad

En la investigación, expertos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología encontraron muestras históricas del microorganismo patógeno en Colombia, lo que sugiere un origen suramericano para este parásito.

Precisamente, la teoría más común sobre la escasez de patata que dio origen a la gran hambruna irlandesa (1845-1849), en la que murieron unos 2 millones de personas, afirma que los primeros tubérculos infectados llegaron desde Suramérica.

Jean Ristaino, autora de esta investigación, tiene una nueva teoría: el fitopatógenos también pudo haber llegado a Europa en un cargamento de patatas infectadas desde Estados Unidos.

Ristaino y su equipo han logrado trazar la línea evolutiva de distintas cepas de este microorganismo denominado Phytophthora infestans, responsable de la enfermedad de las patatas o los tomates conocida como tizón tardío o mildiu.

Para lograrlo, estudiaron 12 regiones clave en los genomas de 183 muestras de todo el mundo.

Algunas de estas muestras, aisladas entre 1992 y 2014, eran recientes, mientras que otras eran más viejas y pertenecieron al periodo ubicado entre 1846 y 1970.

El trabajo que realizaron les permitió observar que una cepa conocida como FAM-1 causó un brote de tizón tardío en las patatas en 1843 en suelo estadounidense, dos años antes de que la enfermedad se registrara en el Reino Unido y en Irlanda.

Esta cepa, afirman los autores del estudio, también apareció en muestras más viejas que provenían de Colombia.

“La cepa FAM-1 se esparció y dominó Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XIX y los principios del XX”, explicó Ristaino.

En territorio norteamericano, esta cepa sobrevivió casi un siglo, hasta que fue desplazada por otra vertiente del Phytophthora infestans llamada US-1.

A su vez, la US-1 fue luego desplazada por cepas más agresivas provenientes de México.

Para Ristaino, los efectos de este parásito no quedaron limitados a los cultivos irlandeses de hace más de un siglo y medio, sino que también hay consecuencias actuales, pues cada año se gastan miles de millones de dólares en todo el mundo tratando de controlarlo. EFE (I)