Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los negros de EEUU sufren más pérdidas familiares y más pronto, dice estudio

Un policía de Dallas se cubre al cara mientras permanece con otros de sus colegas afuera de la sala de emergencias del Centro Médico de la Universidad Baylor en Dallas, el viernes 8 de julio de 2016. Varios francotiradores dispararon el jueves en la noche contra policías en el centro de Dallas y varios agentes perdieron la vida. (AP Foto/Tony Gutierrez)

Los negros de Estados Unidos sufren más pérdidas de seres queridos que los blancos y lo hacen más pronto en su vida, lo que supone una fuente más de “desventaja racial”, según un nuevo estudio publicado hoy por la revista PNAS.


Publicidad

La investigación, que incluyó datos de más de 40.000 personas, analizó la relación entre la desigualdad racial y la muerte a partir de la información recogida en varios estudios y bases de datos nacionales.

La conclusión es que los negros estadounidenses tienen “significativamente” más probabilidades que los blancos de sufrir la muerte de una madre, un padre o un hermano entre la infancia y la mediana edad.

También es más probable que un negro sufra la pérdida de su pareja o de un hijo entre el principio de la edad adulta y la vejez.

“Estos resultados revelan un aspecto de la desigualdad racial poco tenido en cuenta. Uno que podría contribuir a la transmisión de desventajas de salud de una generación a otra”, indica el estudio publicado por la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS).

Esas “desventajas” son las consecuencias del duelo por la muerte de un ser querido y del impacto que eso tiene en todos los aspectos de la vida.

“Este estudio documenta un proceso de generación en generación con efectos corrosivos en las familias y comunidades negras”, señala.

Las causas de que los afroamericanos tengan índices más altos de mortalidad radican en una larga historia de desigualdades raciales que incluye la pobreza o la falta de acceso a una Sanidad de calidad.

En este trabajo participaron investigadores de la Universidad de Texas en Austin y de la Universidad de Michigan. EFE

cg/pa/nrp