Ecuador. domingo 24 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Disputan tradicional campeonato de lucha de dedos en Baviera

El participante Georg Schoettl intenta jalar a su rival por encima de la mesa en el 40mo Campeonato Alpino de Fingerhakeln_lucha con dedos_ en Woernsmuehl, Alemania, el jueves 25 de mayo de 2017. Los competidores se disputaron el título en este deporte rural tradicional en el que el ganador tiene que jalar a su rival sobre una línea que está marcada encima de la mesa. (AP Foto/Matthias Schrader)

Alemania (AP) — La rutina de entrenamiento de Georg Schoettl es intensa, pero sólo involucra un dedo. Eso _más una elevada tolerancia al dolor_ es todo lo que necesita para competir en el inusual deporte del “Fingerhakeln”, o lucha con dedos.


Publicidad

El régimen de entrenamiento de Schoettl consiste en utilizar su dedo medio para levantar una pesa y jalar una liga una y otra vez. La preparación le sirve bien al granjero de 56 años del sur de Alemania cuando llega al 40mo Campeonato Alpino, donde es uno de más de 50 competidores.

Cientos de personas vestidas al estilo tradicional bávaro se reúnen bajo una amplia carpa en el pintoresco poblado de Woernsmuehl, cerca de la ciudad de Miesbach, en la Alta Baviera, para beber cerveza y observar cómo se coronan los nuevos campeones.

El Fingerhakeln es ahora un deporte competitivo serio en la región alpina del sur de Alemania y la vecina Austria, aunque su función original era resolver disputas.

En cada round, los competidores se sientan frente a frente con una mesa de por medio, la cual está acolchonada con cuero para suavizar el impacto. Enganchan sus dedos en lados opuestos de un aro de cuero y aguardan a que el árbitro dé la señal de inicio.

El ganador es el que pueda hacer primero que la mano de su rival cruce hacia el lado contrario de la mesa. Las competencias suelen durar sólo unos segundos, y suele haber dedos dislocados.

Schoettl, que ha participado durante más de 40 años, quedó en tercer sitio en la categoría de los competidores de más edad.