Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La imparable carrera de los chinos hacia una vida sin dinero en efectivo

Cada vez son más los chinos que no llevan la billetera encima y pagan a través de sus teléfonos móviles, una situación que contribuye a que el sector de las tecnofinanzas (“fintech”) se esté desarrollando a un ritmo imparable en el país.


Publicidad

“Los chinos cada vez utilizamos menos el dinero y pagamos más cosas con el teléfono, cualquier cosa por barata que sea, ya que hasta cualquier puesto de fruta está preparado para cobrar así”, cuenta a Efe Hui Sun, gerente de la empresa Printech, dedicada a las tecnofinanzas.

Según un reciente artículo publicado por la revista económica Forbes, alrededor del 40 % de los consumidores en China utilizan nuevos métodos de pago para sus compras a través de internet o presenciales, fundamentalmente mediante dos plataformas, Alipay y Wechat.

La primera pertenece a Ant Financial, vinculada con el gigante del comercio electrónico Alibaba y el segundo es también el sistema de mensajería más popular en China (similar a Whatsapp pero con muchas más funciones) y pertenece a la compañía Tencent.

En un reciente informe, el gabinete estratégico (“think tank”) The Better Than Cash Alliance, asegura que entre los dos poseen una cuota de mercado del 63 por ciento de los pagos digitales que se producen en China.

El año pasado, menciona dicho informe, los consumidores chinos enviaron alrededor de 3 billones de dólares en pagos a través de las dos.

En solo cinco años, agrega, entre 2010 y 2015, el porcentaje de pagos digitales dentro del comercio minorista en China pasó del 3,5 por ciento al 17 por ciento.

Cualquier comercio en una ciudad china tiene en su pared o mostrador el código QR de Alipay o Wechat que los clientes escanean para pagar, un método que también se utiliza para abonar taxis, el transporte público o las facturas.

Además, entre los usuarios de Wechat son también muy populares las transferencias de pequeñas cantidades, otra forma común de realizar pagos y evitar sacar la cartera. En una cena entre amigos, por ejemplo, uno paga la cuenta y el resto le transfiere su parte proporcional.

Pero Ant Financial quiere ir más allá y ha desarrollado una tecnología para pagar a través del reconocimiento facial. Jack Ma, fundador de Alibaba, la presentaba en 2015 y actualmente se está probando en convenciones sobre tecnología como la celebrada estos días en la ciudad de Guiyang (sur), la Big Data Expo.

Uno de los mostradores más visitados ha sido el de Financial Ant, donde decenas de personas han querido probar el “Paga con una sonrisa”, que en un futuro será instalado en los comercios.

Para tener una cuenta de Alipay (similar a Paypal) es necesario adjuntar documentos identificativos que contengan una fotografía y es a través de ésta como el usuario es reconocido cuando va a pagar en la tienda, tras ser captado su rostro por una cámara.

Durante tres días, decenas de expertos y de personalidades del mundo de la tecnología se han reunido en este foro para hablar sobre la importancia que la inteligencia de datos (Big Data) tiene en la evolución de la sociedad y la economía.

En el evento han participado también los presidentes de Alibaba, Jack Ma, y de Tencent, Ma Huateng.

Las tecnofinanzas ha sido uno de los temas que se han tratado y entre los expositores ha habido numerosas empresas dedicadas a este ámbito, que abarca desde los pagos al por menor hasta la obtención de créditos bancarios mediante el uso de las nuevas tecnologías.

China cuenta con cuatro de las empresas de “fintech” más grandes del mundo, Ant Financial, Lufax, JD Finance y Qufenqi, algunas dueñas de compañías emergentes (“start-ups”) valoradas en más de mil millones de dólares.

“China es el mercado global de las ‘fintech’, tenemos muchas compañías grandes y están surgiendo centenares de compañías más pequeñas que generalmente son compradas por las grandes”, cuenta a Efe Hao Hu, gerente de Fellow Partners, una empresa que se dedica a invertir en pequeñas compañías del sector.

Según Forbes, la inversión de capital de riesgo en empresas de tecnología financiera china superó los 6.700 millones de dólares en 2016, una cantidad muy superior a la de años anteriores y que demuestra el gran potencial que tiene este sector. EFE