Ecuador. Sábado 22 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juez autoriza transfusión de sangre a hija de testigo de Jehová

Un juez mexicano autorizó que se transfiera sangre a una niña de cinco años con leucemia pese a la oposición de su madre, quien profesa la religión Testigos de Jehová, siempre y cuando “se hayan agotado otros tratamientos alternativos“, informaron hoy fuentes judiciales.


Publicidad

La decisión, tomada en el Juzgado Octavo de Distrito en el Estado de Chihuahua, se dio como respuesta a un amparo interpuesto por la madre, de la etnia rarámuri, cuando la Subprocuraduría del Menor asumió la tutela de la menor.

Esa institución asumió la capacidad de tomar decisiones médicas sobre la niña, “debido a la falta de consentimiento por parte de la quejosa para autorizar la transfusión de sangre“, señaló en un comunicado el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Las transfusiones son necesarias debido a que la niña se somete a sesiones de quimioterapia por las que sufre anemias severas.

De acuerdo con el juez, “se deberá respetar la decisión” de la madre si esta solicita “que se le suministre a su menor hija algún tratamiento alternativo a la transfusión de sangre“, como el propuesto por expertos del Centro Estatal de Cancerología de Chihuahua.

Las instituciones de salud deberán “garantizar en todo momento” los medicamentos e insumos necesarios para el tratamiento médico alterno que en su caso se proporcione a la menor, haciendo las gestiones pertinentes.

No obstante, la decisión del juez matiza que si los médicos valoran que estos tratamientos alternativos no son viables, pueden afectar la salud de la niña o no obtienen resultados, “podrán realizar la transfusión sanguínea, siempre que esta sea necesaria”.

Se revisó el derecho fundamental de libertad de creencia y religión, el derecho a una segunda opinión, consentimiento informado, y “debido a la falta de madurez de la niña para comprender el alcance del acto médico sobre su salud, se privilegió el derecho a la vida“, precisó el CJF.

Asimismo, el juez determinó que la tutela asumida por la Subprocuraduría del Menor fue “ilegal”, así como “discriminatoria” para la madre.

Con la idea de evitar que se repitan actuaciones arbitrarias similares, dio vista a los tres poderes de Chihuahua para que realicen las reformas correspondientes y creen un protocolo de actuación en los casos en los que se den discrepancias entre los padres y los médicos sobre el tratamiento de los menores.

Y de esta forma, que sea un juez de lo familiar “quien analice las circunstancias, escuche a las partes y resuelva lo correspondiente”, afirmó el juez. EFE

(I)