Ecuador. sábado 25 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estadounidenses deslumbrados por espectacular eclipse total 

ECLIPSE SOLAR

Con telescopios, cámaras y gafas protectoras desechables, millones de estadounidenses observaron maravillados el lunes cuando la Luna cubrió el astro rey en el primer eclipse total de Sol que se ve de costa a costa en Estados Unidos en casi un siglo.

“Fue una experiencia muy original, de verdad”, afirmó Julie Vigeland, de Portland, Oregon, conmovida hasta las lágrimas por haber visto cuando el Sol quedó reducido a un anillo plateado de luz en la localidad de Salem. “Nada le llega a esto”.

La temperatura descendió, los pájaros callaron, los grillos chirriaron y las estrellas se hacían visibles al mediodía a medida que la franja de oscuridad se desplazaba 4.200 kilómetros (2.600 millas) por el territorio estadounidense en un recorrido de 90 minutos, causando expresiones de asombro en la gente.

En Boise, Idaho, donde el Sol quedó cubierto más de 99%, la gente aplaudió y vitoreó, y las luces de las calles se encendieron brevemente.

Los pasajeros de un crucero en el Caribe observaron el fenómeno mientras Bonnie Tyler cantaba su éxito “Total Eclipse of the Heart” (Eclipse total del corazón).

En el zoológico de Nashville, las jirafas comenzaron a correr en círculos en forma alocada cuando cayó la oscuridad y los flamencos se acurrucaron, pero los cuidadores del lugar dijeron que no sabían si los animales estaban asustados por el eclipse o por el ruido de la multitud.

Varios equipos de béisbol de ligas menores, entre ellos las Luciérnagas de Columbia, en Carolina del Sur, suspendieron su juego brevemente, aunque iban preparados para la jornada con jerseys que brillaban en la oscuridad.

El eclipse total de Sol de este lunes se convirtió en el más visto y el más fotografiado en la historia. Muchos estadounidenses buscaron lugares para observarlo mejor y se acomodaron en sábanas y sillas de jardín, en especial a lo largo de la franja en la que alcanzaría la fase de totalidad, cuando el Sol es tapado por completo por la Luna y solo se ve un anillo de luz conocido como corona.

La franja de sombra tuvo un ancho de entre 96 y 113 kilómetros (entre 60 y 70 millas), comenzó en Oregon y se desplazó en diagonal hasta Carolina del Sur. En cualquier lugar, la fase de totalidad duró solo entre dos y tres minutos.

Las personas en el resto de América del Norte solo vieron un eclipse parcial de Sol, al igual que en América Central y la parte superior de América del Sur.

Dado que unos 200 millones de personas se encontraban a un día de camino en vehículo de la franja de totalidad, ciudades, pueblos y parques registraron grandes muchedumbres.

Prevaleció el cielo despejado en la mayor parte de la ruta de la sombra total para la tranquilidad de quienes temían que un tiempo nublado les estropeara este espectáculo celeste que solo ocurre casi una vez en la vida.

___

Los periodistas de The Associated Press, Gillian Flaccus, en Salem, Oregon; Peter Banda, en Casper, Wyoming; Caryn Rousseau, en Chicago; Seth Borenstein, en Nashville, Tennessee; y Beth Harpaz, en Madisonville, Tennessee, contribuyeron a este despacho.