Ecuador. martes 21 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Western Digital pide a Apple que se una a su puja por los chips de Toshiba

La empresa estadounidense Western Digital ha pedido a Apple que se una a la oferta que ha realizado para comprar la empresa de chips de memoria de la japonesa Toshiba para aumentar la financiación de la puja que lidera en las negociaciones.


Publicidad

Western Digital se ha propuesto recaudar 2 billones de yenes (15.440 millones de euros/18.400 millones de dólares) para adquirir la compañía Toshiba Memory, la escindida unidad de chips de memoria del conglomerado nipón de tecnología e infraestructura, revelaron hoy fuentes conocedoras del proceso a la agencia japonesa Kyodo.

La compañía estadounidense, que lidera un consorcio empresarial que incluye al fondo de inversión de EE.UU. Kohlberg Kravis Roberts, el japonés Innovation Network y el Banco de Desarrollo de Japón, ha propuesto reducir su participación para acelerar las revisiones antimonopolio e incluso podría no invertir, según las fuentes.

Western Digital, que administra conjuntamente la planta nipona en la que Toshiba fabrica sus chips, estaría no obstante demandando seguir teniendo un papel clave en la expansión de las operaciones.

La empresa estadounidense ha dificultado la venta a terceros de la unidad de chips -la segunda de mayor cuota de mercado a nivel global tras la surcoreana Samsung Electric-, alegando que la participación de otra compañía en las instalaciones que administra con Toshiba podría afectar a su resultado y causar pérdidas.

Toshiba celebrará hoy una reunión de su consejo de administración para debatir sobre las ofertas que ha recibido, entre ellas la del consorcio de Western Digital, la de otro que incluye al fabricante de chips surcoreanos SK hyinx y a fondos de inversión de EE.UU. y Japón, y otro organizado por la taiwanesa Hon Hai (Foxconn).

La compañía japonesa espera completar la venta del negocio de chips en el presente ejercicio fiscal -que finalizará en marzo de 2018- con el objetivo de borrar el patrimonio neto negativo resultante de las pérdidas multimillonarios de sus operaciones nucleares en EE.UU., y no ser retirada de la Bolsa, donde ha sido degradada.

Toshiba cotiza desde agosto en la segunda sección del parqué tokiota, donde hoy sus acciones subían un 3,53 % en el descanso de media sesión, aunque llegaron a escalar hasta un 4,8 %. EFE