Ecuador. miércoles 20 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turquía dice haber pagado ya para adquirir misiles antibalísticos S-400 rusos

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado que Ankara ya ha pagado un depósito a Rusia para adquirir un sistema de misiles antibalísticos S-400, un acuerdo que ha sido criticado en la OTAN, especialmente por EEUU, informa hoy el diario turco Hürriyet.


Publicidad

Durante el vuelo de regreso de una visita oficial a Kazajistán, Erdogan aseguró a los periodistas que lo acompañaban que tanto él como su homólogo ruso, Vladímir Putin, están decididos a formalizar la polémica venta del sistema armamentístico.

“Se ha firmado (el acuerdo de) los S-400. Que yo sepa, también se ha pagado ya un depósito. El proceso continuará mediante la transferencia de un crédito ruso para nosotros. Tanto Putin como yo estamos decididos en este aspecto”, dijo el presidente turco.

Turquía es miembro de la OTAN, una alianza militar que se encuentra en el momento de mayor tensión con Moscú en las últimas décadas tras la anexión de Rusia de la península ucraniana de Crimea y el conflicto en Ucrania oriental entre fuerzas gubernamentales y separatistas prorrusos.

El sistema de misiles costaría más de 2.500 millones de dólares, según estimaciones de la prensa turca.

Turquía lleva negociando desde hace más de un año la compra de misiles S-400 a Rusia para aumentar sus capacidades de defensa antiaérea, pero la OTAN ha criticado el proyecto, porque las armas rusas no serían compatibles con los sistemas de defensa y radares de la Alianza Atlántica.

Erdogan recalcó que ningún Estado tiene derecho a discutir las decisiones soberanas de Turquía respecto a sus sistemas de armamento y recordó que países miembros de la OTAN se niegan a venderle un sistema que incluya transferencia de tecnología, por lo que debía buscar otro socio.

Ya en 2013, Ankara llegó a un preacuerdo con China por un sistema antimisiles, pero la venta no se materializó, y el año pasado, tras superar una crisis diplomática con Moscú, empezó a negociar la compra de los S-400.

El S-400 es un sistema de defensa antiaérea de última generación, garantiza el derribo de objetivos aéreos a una distancia de 250 kilómetros y de misiles balísticos no estratégicos a 60 kilómetros.

Expertos del centro de análisis turco EDAM han señalado recientemente en un informe que la adquisición del sistema de misiles debe mejorar sobre todo las capacidades de defensa contra aviones enemigos, porque Turquía dispone de muy pocos pilotos para su flota de cazas.

Pero dudan que sea realista una entrega de las baterías en 2019, fecha adelantada en los últimos meses por altos cargos turcos.