Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ágatha Ruiz de la Prada: “Mi objetivo ahora es promover mi fundación”

Fundación Agatha Ruiz de la Prada, foto Blog del Observatorio del arte.

Madrid, (EFE).- La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada asegura que ahora su objetivo es “promover” su fundación, un reto que la “emociona”, con el que ha recuperado la “ilusión” y en el que no descarta “reconvertir” algunas de sus tiendas en pequeños museos, aunque sin modificar su estructura empresarial.


Publicidad

Ruiz de la Prada sorprendió a todos, hace una semana, cuando, durante la segunda jornada del South Summit 2017, manifestó que se planteaba “cerrar” sus tiendas para “apostar” por su fundación con el fin de “preservar” su obra, pero hoy matiza, en una entrevista a Efe, que “cuando quieres cambiar las cosas y las quieres cambiar bien, hay que tenerlo claro y tardas años”.

“Hablo de futuro, de ideas, de proyectos a largo plazo”, explica la diseñadora, que se confiesa “emocionada” tras su visita a París, durante la pasada semana de la moda, que coincidió con la apertura del Museo de Yves Saint Laurent y la exposición de Christian Dior, Fortuny o Pierre Cardin.

Eventos que le han demostrado el “gran interés por el archivo histórico de las casas de moda” y que han sido determinantes para que la diseñadora redirija la mirada hacia el futuro de la Fundación Agatha Ruiz de la Prada.

“Desde que me divorcié seguí trabajando igual, al mismo ritmo, pero mentalmente no estaba al cien por cien y abandoné de forma inconsciente la fundación, a la que siempre le había dedicado mucho tiempo”, reconoce la diseñadora.

Ahora cree que ha pasado el tiempo suficiente para empezar a concentrar su energía en la fundación, creada en 2011 con motivo de los 30 años de la marca, y en la que se guardan 3.000 vestidos, 700 dibujos, 300 carteles y muchos otros diseños que no tienen que ver estrictamente con la moda.

Ágatha Ruiz de la Prada advierte de que la base de este proyecto es “no pedir dinero”, en alusión a su solvencia económica, sobre la que precisa: “Si hay suficiente, se hará mucho; si no, se hará poco”.

Un proyecto con el que ha recuperado la “ilusión”, que analiza cómo encarar y darle luz, lo que requiere un estudio profundo, que no pasa por cerrar sus tiendas, a pesar de que la diseñadora ha tenido que clausurar la de Nueva York y próximamente cerrará la de Milán.

Cierres, según explica, que tienen que ver con el cambio del Impuesto de Sociedades en 2016, que ha repercutido en las filiales de las empresas españolas en el extranjero, y que le afecta “muchísimo”, por lo que cerrar esas dos tiendas era la única manera de “no perder una fortuna”.

La tienda de Oporto sigue siendo la que más le gusta a la diseñadora, mientras que la de París, su buque insignia, se plantea “reconvertirla” en un espacio en el que convivan una exposición permanente con piezas de su fundación, manteniendo el punto de venta.

“Un lugar en el que poder estar desde tres minutos a tres horas” e incluso donde, por qué no, “también se pueda comprar”. Un concepto que aún no concreta a qué tiendas afectará de las cuatro que tiene abiertas -Madrid, París, Oporto y Bogotá, según la web oficial de la firma-.

Entre esa ebullición de ideas, que de momento solo plasma en voz alta, se muestra convencida de que al público le interesa conocer la “historia” de un diseñador, porque sabe que no todos los trajes que desfilan por la pasarela tienen “un recorrido posterior en el mercado”.

Califica de “maravilloso” el proyecto “Art and Culture” de Google, “We wear culture” (Vestimos cultura), a través del que se puede acceder a tres mil años de historia de la moda y en el que participan Alexander McQueen, Oscar de la Renta o Issey Miyake además de Agatha Ruiz de la Prada.

Un proyecto que permite explorar el mundo de la moda desde la antigua Ruta de la Seda hasta el punk británico, y todas las historias que se ocultan tras las prendas que llevamos en la actualidad y en el que “han metido a la fundación”, comenta exultante la creadora, lo que refuerza su idea trabajar en fortalecerla y hacerla presente.

Miami, México DF., Milán, Perú… son la retahíla de destinos a los que ha viajado o tiene previsto hacerlo próximamente para presentar sus diseños, una exigente actividad a la que piensa poner freno, al darse cuenta de que no puede seguir embarcándose con tanta intensidad para controlar cada detalle. “Tengo que hacer otras cosas. Y ahí estoy”, concluye Ágatha Ruiz de la Prada. EFE

it/lou/agf