Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

23% de mujeres de 8 países desarrollados sufrió acoso en internet

Foto tomada el 12 de diciembre del 2016 de alguien usando una computadora en Miami. Un sondeo difundido el 11 de julio de 2017 revela que el 41% de las personas dicen haber sufrido acoso mediante internet. (AP Photo/Wilfredo Lee)

El 23 % de las mujeres de ocho países desarrollados aseguran que han sufrido acoso o abusos en las redes sociales al menos en una ocasión, según una encuesta divulgada hoy por la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI).


Publicidad

El estudio fue elaborado sobre una muestra de más de 4.000 mujeres de entre 18 y 55 años en el Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda, España, Italia, Polonia, Suecia y Dinamarca.

Las estadounidenses son las que aseguran haber sufrido más acosos o abusos en línea -el 33 % al menos una vez-, mientras que las italianas son las que menos -el 16 % de las encuestadas-.

Suecia (29 %) y Nueva Zelanda (28 %) siguen a Estados Unidos en los primeros puestos del ránking, mientras que Dinamarca (17 %), Polonia (17 %) y España (18 %) están en la parte baja de la lista.

Entre el conjunto de las mujeres que respondieron haber sido objeto de ese tipo de ataques, cerca de la mitad (46 %) describieron que las agresiones tenían naturaleza “misógina o sexista”.

Entre esas mismas víctimas de acoso o abuso por internet, el 41 % llegó a sentir que su seguridad física estaba comprometida, según la encuesta de AI.

“Internet puede ser un lugar tóxico y amenazante para las mujeres. No es un secreto que la misoginia y los abusos están en boga en las plataformas de redes sociales”, afirmó en un comunicado Azina Dhrodia, investigadora en Tecnología y Derechos Humanos de Amnistía Internacional.

Para la experta, la encuesta muestra “cuán dañinas son las consecuencias de los abusos en línea contra las mujeres que terminan siendo un objetivo”.

“No es algo que se acabe cuando te desconectas. Hay que imaginar cómo es recibir amenazas de muerte o amenazas de violación cuando abres una aplicación, o vivir con el miedo de que fotografías sexuales y privadas van a ser compartidas sin tu permiso”, agregó Dhrodia.

La organización advierte de que uno de los peligros del acoso en internet es que la agresión puede “proliferar” de forma rápida.

“Un tuit abusivo puede convertirse en un aluvión de odio en unos pocos minutos”, señala Amnistía Internacional, que urge a las compañías que gestionan redes sociales a “empezar a tomarse ese problema en serio”.

Entre las mujeres que han sufrido algún tipo de abuso en línea, el 26 % aseguraron que se divulgaron a través de internet detalles personales o información que permitía identificarlas, y el 59 % dijeron que la agresión provenía de personas desconocidas.

La organización humanitaria alerta en su estudio de que el impacto psicológico sobre las mujeres víctimas de acoso puede ser “devastador”.

Más de la mitad de las encuestadas que sufrieron acoso (el 61 %) aseguran que experimentaron una caída en su autoestima y en su confianza personal tras vivir esas experiencias.

El 55 % de ellas, además, sufrieron estrés, ansiedad o ataques de pánico a raíz de esos abusos, y el 63 % tuvieron problemas de sueño como resultado de esos ataques.

“Las redes sociales han ayudado a impulsar la libertad de expresión, incluido el acceso a la información. Pero la discriminación ‘offline’ y la violencia hacia las mujeres ha migrado hacia el mundo digital, y muchas mujeres están dando un paso atrás de las conversaciones públicas”, alertó Dhrodia. EFE