Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Un misterioso objeto ha entrado en nuestro Sistema Solar

Oumuamua

Florida, EE.UU. (AP) — Un objeto descubierto recientemente que proviene de otro sistema estelar y que está atravesando el nuestro se parece a un gran extinguidor de incendios rosado. Así lo han dicho los astrónomos que observan al primer visitante interestelar confirmado.


Publicidad

“Estoy sorprendido por lo alargado que es, nadie esperaba que fuera así”, dijo el astrónomo David Jewitt de la Universidad de California en Los Ángeles, quien dirigió al equipo de observadores que reportó las características del objeto.

Los científicos tienen la certeza de que este asteroide o cometa rosado se originó fuera de nuestro sistema solar. Fue visto por primera vez el mes pasado por el telescopio Pan-STARRS en Hawaii y se quedará en nuestro sistema por unos años antes de alejarse de la vecindad del sol.

Jewiit, junto con su equipo internacional, observó el objeto por cinco noches a finales de octubre y utilizó el Telescopio Óptico Nórdico en las islas Canarias y en el Observatorio Nacional de Kitt Peak en Tucson, Arizona.

El objeto tiene proporciones similares a las de un extinguidor de incendios con medidas de 30 metros por 30 metros por 180 metros (100 pies por 100 pies por 600 pies), aunque Jewitt dijo el jueves no tiene el mismo tono de rojo del extinguidor. Indicó que es más claro que el rojo, específicamente como rosa pálido, y que el brillo variable es notablemente similar al de los asteroides en nuestro propio sistema solar.

El astrónomo Jayadev Rajagopal explicó a través de un correo electrónico que era emocionante apuntar el telescopio de Arizona en un objeto tan pequeño el cual “todos sabemos que ha viajado a través del enorme vacío del espacio por millones de años”.

“¡Y luego, por suerte, pasa lo suficientemente cerca para que yo lo pueda ver en esa noche!”, agregó.

El objeto es tan pálido y tan rápido que es poco probable que un astrónomo principiante lo pueda ver. Viaja a una velocidad de 64.000 kilómetros por hora (40.000 millas por hora) por nuestro sistema solar.

En un documento de la revista científica The Astophysical Journal Letters, los científicos informaron que nuestro sistema solar puede albergar a 10.000 viajeros espaciales de ese tipo en cualquier momento. Un objeto tarda 10 años en cruzar nuestro sistema solar, lo que proporciona varias oportunidades para poder verlo, indicaron los científicos.