¿Cuánto cuesta un pulmón de un bebé abortado?

Cristina Franco Cortázar
Guayaquil, Ecuador

Ante tal aseveración publicada en redes sociales, entre la reciente deportación de ecuatorianos y la necedad de los que simplemente se niegan a leer, analizando el contexto nacional que se vive por los intentos de despenalizar el aborto en el Ecuador añadiendo cinco causales a las tres que ya existen en el Código Orgánico Integral Penal, se vuelve necesario no solamente hablar sino denunciar lo publicado hace poco en Estados Unidos, por la implicación directa que guarda con nuestro país.  Y mostrar a los legisladores la gran responsabilidad que pesará sobre ellos en caso de legalizar la muerte de niños en el vientre de nosotras, las mujeres.

Con la despenalización del aborto en países vecinos, hemos sido testigos de los aberrantes escenarios propiciados por la Federación Internacional de Planificación Familiar, (en adelante IPPF) que van desde la promoción abierta de los servicios de aborto a los adolescentes [1] hasta la venta fraudulenta de tejidos y órganos fetales[2].  Y es así que, el pasado 28 de febrero, el portal de la organización no gubernamental de investigación, denominado Population Research Institute publicó el nexo que existió entre Planned Parenthood y miembros de la familia Isaías [3].

Dicho informe se refiere a la demanda por infracciones a negocios y violación al código profesional, por la práctica ilegal, injusta y fraudulenta de negocios, presentada por Tony Rackauckas, abogado del Distrito del condado de Orange, del estado de California, contra las compañías DA Vinci Biosciences, LLC; y DV Biologics, LLC; representadas por Luis, Andrés, Estefano y Estefano Isaías Jr., que gestionaban la venta de órganos y tejidos humanos particularmente de bebés abortados, como corazones, riñones, pulmones, cerebros, músculo esquelético, intestinos, huesos y demás productos suministrados por la IPPF [4].

Estos productos prenatales, como menciona la demanda, fueron traficados internacionalmente desde el 2009 al 2015 a Japón, China, Singapur, Corea del Sur, Alemania, Suiza, España, Australia, los Países Bajos, Canadá y el Reino Unido, evidenciando ingresos de más de $ 4.4 millones de dólares.  Entre los precios que mantenían por órganos se encontraban:  $ 350,00 dólares por hígado fetal, $ 500 dólares por glándula del timo fetal y $ 1,100 por células cerebrales fetales.  La investigación realizada por Rackauckas, constató que la mayoría de las ventas prenatales generaron un margen de beneficio de más del 70%, por los productos «estrella» como la venta de fibroblastos renales prenatales, cuyo precio por unidad ascendió a $ 375, lo que generó márgenes de beneficio de 1,000 %, según informe.

Así como en California, en Ecuador se encuentra prohibida la obtención de embriones humanos con fines de experimentación, por la ley orgánica de salud.  No obstante, el estado de California sanciona la compra o venta de tejidos u órganos de embriones o fetos como una práctica ilegal, desleal y fraudulenta. Según la Ley Federal de los Estados Unidos, es ilegal adquirir, recibir o transferir cualquier tejido fetal humano en el comercio interestatal y el delito punible con hasta 10 años de prisión con una multa de más de $ 500,000 dólares.

El acuerdo al que llegaron, consistió en el pago de $ 7.8 millones de dólares mediante la donación de todas las muestras biológicas, tejidos y células de adultos que conformaron su inventario a una institución académica y científica afiliada a una prestigiosa escuela de medicina en los Estados Unidos. Así mismo la compañía, DV Biologics tuvo que pagar al Condado $ 195,000.00 dólares en multas civiles y obtuvo clausura definitiva de sus operaciones mercantiles.

Cabe recalcar que la IPPF se encuentra actualmente investigada parte el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por las reiteradas negociaciones, de la que ha resultado beneficiaria no solo de las empresas de la familia Isaías, como mayores benefactores [5]. La IPPF ha auspiciado con más de $250,000.00 dólares a organizaciones como el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer de Guayaquil, (CEPAM), según consta en informe de los estados financieros de la IPPF del año 2016 [6].

Aunque los asambleístas han escuchado las diversas posturas frente a las cinco causales que hoy se plantean en la Asamblea Nacional, tanto de colectivos a favor del aborto, como de organizaciones que piden salvar las dos vidas, sin necesidad de que se despenalice el aborto, se aplique, por ejemplo, la suspensión condicional de la pena, y se dé un acompañamiento integral a la mujer que ha sido violada.  Surge también una pregunta para los asambleístas: ¿Qué pasará con los restos de la niña o del niño abortado? ¿Serán desechados a la basura o constituirán un producto rentable, cuyos órganos se presenten en un catálogo de precios, tal como lo hicieron las compañías Da Vinci Biosciences y DV Biologics en California?  No se puede tapar el sol con un dedo y concluir que esto no sucederá en Ecuador.   A la industria del aborto no le importa la mujer, le interesa justamente lo que aquí se denuncia, el negocio millonario que implica el sacrificio de seres humanos que están por nacer.

Mantenemos la esperanza de que en Ecuador realmente se garantice y proteja la vida desde la concepción [7].

@lacristifranco

cristinafrancortazar@yahoo.com

 

 

 

[1] Asesoría de IIPF a adolescentes https://www.youtube.com/watch?v=hOPRxt3KoAc

[2] Negocio de Planned Parenthood

https://www.youtube.com/watch?v=Bo0oYCaLbrg

https://www.youtube.com/watch?v=7bu8JPVunes

https://www.youtube.com/watch?v=1hKhQynKI4M

https://www.youtube.com/watch?v=DuvqQGj4hDk

[3]Baby Body Parts Traffickers to be Deported to Ecuador. https://www.pop.org/baby-body-parts-traffickers-to-be-deported-to-ecuador/

[4] Complaint http://lc.org/PDFs/Attachments2PRsLAs/2016/101416DVcomplaint.pdf

[5] Da Vinci Biosciences LLC, PLANNED PARENTHOOD OF ORANGE AND SAN BERNARDINO COUNTIES PROGRAM REPORT 2008-2009, p. 6

[6] IPPF, Financial statements, 2016, p. 36

[7] Art. 45 de la Constitución de la República del Ecuador.

Más relacionadas