1-1. Vuelve a pinchar el Barcelona de Messi

El Real Madrid cumplió los deberes ante el Huesca, mientras que Barcelona lo aleja ya a ocho puntos. Cierto que con un partido más, tanto como que la desventaja ya es considerable, porque el conjunto azulgrana perdió en Getafe, fue derrotado por el Real Madrid en el clásico y nada mas empató en Vitoria, por ese orden, por mucho que su segundo tiempo de este sábado fuera para ganar.

No le bastó. Primero porque concedió un gol inconcebible en un equipo de tanto nivel, con un lío de Neto con la pelota a una cesión atrás de Gerard Piqué. Entre que controló, sintió la presión encima del rival y le faltó habilidad con los pies, terminó en el 1-0 de Luis Rioja. Un fallo que se paga caro: perdió dos puntos.

Aunque el grupo de Ronald Koeman fue el indiscutible dueño del segundo tiempo, con una ofensiva que por momentos pareció un ataque de balonmano, en torno del área contraria a la búsqueda de cualquier hueco con el que poner a prueba a Fernando Pacheco, que por otro lado firmó varias paradas extraordinarias, como una a Lionel Messi.

No le valió más que para empatar. El 1-1 lo logró en el minuto 63 Antoine Griezmann, que aprovechó un rebote para plantarse ante el portero y sortearlo con un talento que aún no ha demostrado ni en la mitad de su esplendor en el Barcelona. Ya jugaba el Alavés con diez desde instantes antes por dos amarillas a Jota Peleteiro, al atacante galo le anularon luego otro gol y el conjunto azulgrana enlazó su cuarta jornada consecutiva sin ganar. Más frustración. (D)

Más relacionadas