Ecuador, miércoles 23 de mayo de 2018

Conecel renuncia a exclusividad de terrenos donde funcionan sus antenas

El Consorcio Ecuatoriano de Telecomunicaciones, que opera la telefonía celular de la marca Claro, informó hoy que renuncia a la cláusula de exclusividad que consta en sus contratos de arrendamiento de terrenos para la instalación de antenas y radiobases para el despliegue de su señal.


Publicidad

Debido a esta cláusula, la Superintendencia de Control de Poder del Estado le impuso a Conecel una multa por $138 millones el pasado 7 de febrero. La denuncia fue presentada ante este organismo en octubre de 2013 por la empresa estatal Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), rival de Claro en el mercado.