Seúl asegura vigilar los movimientos de Pyongyang en los mercados de bitcóin

Kim Jong-un, dictador norcoreano.

El Gobierno surcoreano aseguró hoy que está vigilando estrechamente las actividades de Corea del Norte en torno a los boyantes mercados de divisas electrónicas ante la posibilidad de que se conviertan en objetivo de un posible ciberataque.

“Somos conscientes de que Corea del Norte lleva a cabo distintas actividades para evadir las sanciones y obtener divisa extranjera”, dijo en rueda de prensa un portavoz del Ministerio de Unificación en referencia a supuestos ataques realizados en junio y septiembre, sobre cuya autoría sin embargo evitó pronunciarse.

Según informó el fin de semana la agencia Yonhap citando fuentes del Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano (NIS), hay pruebas de que el régimen participó en el robo en junio de la información personal de unos 30.000 inversores en Bithumb, el mayor corredor de criptomonedas de Corea del Sur y uno de los mayores del mundo.

Pyongyang también habría participado en otro robo de dinero digital en Coinis perpetrado en septiembre.

El NIS habría confirmado que el mismo código usado por Lazarus, el colectivo responsable de ataques como el que sufrió el Banco Central de Bangladesh en 2016 y acusado del “hackeo” que sufrió a finales de 2014 Sony Pictures tras estrenar la película “The interview” -que narraba en tono de comedia el asesinato del líder Kim Jong-un-, habría sido usado en estos casos recientes.

“Estamos trabajando para bloquear intentos de ataque informático por parte de Corea del Norte y estamos vigilando sus patrones de comportamiento en torno a la moneda bitcóin”, añadió el portavoz surcoreano.

Expertos en ciberseguridad y servicios de inteligencia de varios países creen que Corea del Norte está detrás de la oleada de ataques informáticos dirigidos a obtener monedas digitales como vía para eludir su aislamiento económico y financiarse.

Corea del Sur es uno de los mayores mercados mundiales de divisas electrónicas como bitcóin, que en el último año se ha disparado multiplicando su precio casi por 22. EFE

Paypal