Ecuador, viernes 22 de junio de 2018

Canadá confirma desestimación de demanda contra subsidiaria de Chevron

El presidente Rafael Correa, fotografiado durante la campaña "La mano sucia de Chevron". Foto colgada por Fernando Alvarado en Flickr en 2013.

SAN RAMON, Calif. Mayo 23, 2018 — La Corte de Apelación de Ontario ratificó una decisión de una corte canadiense de primera instancia, que dictaminó que la sentencia ecuatoriana contra Chevron Corporation no podía ser ejecutada contra Chevron Canada Limited, una subsidiaria indirecta. La justicia de Estados Unidos previamente había determinado que la sentencia ecuatoriana fue obtenida por medio de fraude y corrupción.


Publicidad

La Corte de Apelación canadiense confirmó la desestimación de los reclamos contra Chevron Canada Limited, sosteniendo que es una persona jurídica distinta a Chevron Corporation y sus activos están protegidos contra un embargo. “El motivo real por el cual los apelantes ha venido a nuestras cortes es porque se han visto impedidos de ejecutar su sentencia en Estados Unidos”, donde la justicia ya determinó que era producto de “un fraude masivo”, incluyendo corrupción y coerción a los jueces. La Corte de Apelación continuó: “Lo que realmente nos están invitando a hacer es ayudar a los apelantes a evadir la orden judicial de Estados Unidos, apartándose de jurisprudencia bien establecida y creando una excepción al principio del velo corporativo”.

“La decisión de la corte canadiense fue dictada luego de que cortes de Estados Unidos, Brasil y Argentina confirmaran que la fraudulenta sentencia ecuatoriana debería ser inejecutable en cualquier corte que respete el estado de derecho”, dijo R. Hewitt Pate, Vice-Presidente y Director Legal de Chevron Corporation. “Nos complace que la Corte de Apelación de Ontario reafirmara la aplicación clara de principios legales fundamentales por parte de la corte de primera instancia, que demuestran que Chevron Canada Limited es una persona jurídica distinta que no puede ser arrastrada hacia este litigio fraudulento”.

Dado que Chevron Corporation no cuenta con activos en Ecuador, los demandantes —liderados por el abogado estadounidense Steven Donziger— están intentando ejecutar la fraudulenta sentencia ecuatoriana en otras jurisdicciones. Donziger y sus asociados están tratando de ejecutar la sentencia ecuatoriana tanto contra Chevron Corporation, que no cuenta con activos en Canadá, como contra Chevron Canada Limited, que no es parte del juicio ecuatoriano. La decisión confirma que no pueden ir tras los activos de Chevron Canada Limited.

En su decisión, la Corte de Apelación en Ontario hizo referencia a la sentencia de 2014 de una corte federal de EE.UU., que determinó que la sentencia emitida contra Chevron Corporation por una corte en Ecuador, fue producto de fraude y actividades de crimen organizado, incluyendo extorsión, lavado de dinero, fraude electrónico, manipulación de testigos y obstrucción de la justicia. La corte federal también prohibió la ejecución de la sentencia ecuatoriana en Estados Unidos. La sentencia de la corte estadounidense ahora es definitiva, después de haber sido ratificada unánimemente por la corte de apelaciones de EE.UU. y de que la Corte Suprema rechazara su revisión.

Desde que se reveló la magnitud del esquema fraudulento, más de una docena de exsocios y aliados han abandonado a Donziger y su esquema, incluyendo a co-abogados, consultores ambientales, financistas, inversionistas, empleados y colaboradores ecuatorianos.

Chevron Corporation nunca ha operado en Ecuador. Según Chevrib, yna subsidiaria indirecta de Texaco Inc. llevó a cabo exitosamente un programa de remediación ambiental supervisado y aprobado por el gobierno de Ecuador, después de que éste tomara el control total de las operaciones en 1990. La petrolera estatal de Ecuador ha sido la propietaria y operadora exclusiva durante los últimos 26 años, expandiendo significativamente las operaciones durante ese período.

Chevron tiene sede en San Ramón, California.

.