Ecuador, lunes 22 de enero de 2018

Anitta sueña con actuar con Drake y tener su propio festival

Anitta.

A los 24 años, Anitta tiene una trayectoria considerable en el mundo de la música, pero confiesa que, entre sus sueños pendientes, está un proyecto conjunto con el rapero canadiense Drake y contar con su propio festival.


Publicidad

“Drake es un sueño”, afirmó en una entrevista con Efe en Río de Janeiro, en la que destacó a los puertorriqueños Daddy Yankee, Bad Bunny y Farruko como artistas con quienes también quiere grabar en el futuro.

Este camino no es nuevo para Anitta -la única brasileña que aparece este año en la lista de Billboard de los 50 artistas más influyentes en redes sociales-, que ya ha trabajado con Maluma y J. Balvin, entre otros, y que asegura que vio en el reggaeton una oportunidad de ofrecer algo nuevo a su público en Brasil.

“Hace unos dos o tres años, viajé a algunos países de lengua española para entender el tipo de música que el mercado popular escuchaba y que sería compatible con lo que mi público en Brasil escuchaba, y conocí el reggaeton”, señaló.

“Siempre quise traer novedades a mi público, de música, de colaboraciones, de ritmos, y el reggaeton fue una de esas oportunidades”, argumentó Anitta, para quien el funk y el estilo latino tienen muchas semejanzas.

La diferencia de idiomas es un tema, pero no un problema, en opinión de la cantante brasileña, convencida de que la perseverancia es fundamental.

“La lengua es una barrera grande, pero no extrema. El mercado siempre va a preferir consumir una lengua local, pero si persistes y muestras que es posible, acaban consumiendo lo que estás tocando”, sostuvo.

De momento, ella no piensa en una gira internacional. Su objetivo ahora es fortalecer el trabajo que viene realizando en el exterior para solo después pensar en presentaciones fuera.

“Primero quiero concentrar mi energía y mi esfuerzo en divulgar el trabajo y hacerlo grande en esos mercados para después salir con mi música para presentarme”, apuntó la artista, que no descarta la posibilidad de entrar en el mercado árabe tras grabar el clip “Sua Cara” con el también brasileño Pablo Vittar en Marruecos.

Entre unas presentaciones y otras, Anitta idealiza su propio festival en Brasil, un plan que viene elaborando hace algún tiempo, a pesar de que todavía no tiene fecha.

“Tengo esta voluntad, sí. Estoy resolviendo algunos temas, pero no es tan rápido, principalmente porque yo estoy, al mismo tiempo, desarrollando mi carrera y la carrera de otras personas. Son muchas cosas, no es con la misma rapidez que sería si yo estuviera cuidando solo de eso. Si estuviera cuidando solo de eso, sería mucho más rápido”, explicó.

Con una carrera meteórica, la chica de Honório Gurgel, el barrio donde se crió en la zona norte do Río de Janeiro y que hoy reside en una exclusiva zona de Barra da Tijuca, en la zona oeste, donde recibió a Efe, defendió que su objetivo a corto plazo es continuar trabajando para conquistar lo que le sea posible.

“Estoy realizando todos mis sueños. Tenía voluntad de hacer una música que entrara en los tops globales y ya lo tengo. Ese era un sueño que no sabía cuando iba a alcanzar. Ni me imaginaba que este año lo conseguiría y aconteció”, agregó.

“Estoy muy feliz con eso. Es una victoria. El año que viene voy a continuar con ese trabajo. No tengo la ambición de ser la mejor del mundo. Solo deseo que las cosas ocurran como tienen que ocurrir. Quiero darle continuidad a eso”, afirmó.

Anitta niega que, de momento, se esté planteando una pausa para ser madre, tal como especulaba la prensa.

“Tengo ese deseo, pero no tengo certeza de cuándo puede ser. ¿De aquí a cinco años voy a parar? No se. Puede ser antes, puede ser después”, apuntó. EFE