“Three Billboards” y Guillermo del Toro triunfan en los BAFTA

El cineasta británico irlandés Martin McDonagh (L) El productor Peter Czernin (2-L), el actor estadounidense Sam Rockwell (C) y la actriz estadounidense Frances McDormand (2-R) y el productor británico Graham Broadbent (R) posan en la sala de prensa después de ganar Mejor película para "Tres vallas publicitarias fuera de Ebbing, Missouri" durante la 71ª entrega anual de la Academia Británica de Cine en el Royal Albert Hall de Londres, Gran Bretaña, 18 de febrero de 2018. La ceremonia es organizada por la Academia Británica de Cine y Televisión (BAFTA). (Londres, Francia) EFE / EPA / ANDY RAIN

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, con cinco BAFTA, fue hoy la gran triunfadora en la 71 edición de los premios de la Academia británica, que reconocieron el excelso trabajo del mexicano Guillermo del Toro por “The Shape of Water”, que se llevó el galardón a mejor director.

El filme del británico Martin McDonagh consiguió cinco de las nueve ‘máscaras’ a las que optaba, en una ceremonia que dio la espalda a “The Shape of Water” y a “Darkest Hour”, que arrancaron la velada con 12 y nueve nominaciones, respectivamente.

Mejor película, mejor actriz (Frances McDormand), mejor actor secundario (Sam Rockwell), mejor guion original y mejor película británica fueron las cinco categorías en las que se impuso “Three Billboards”, a la que siguió por número de premios “The Shape of Water”, que se llevó tres, y “Darkest Hour” y “Blade Runner 2049”, con dos cada uno.

“Three Billboards”, cinta escrita y dirigida por el inglés McDonagh, gira en torno a la historia de Mildred Hayes, una madre que alquila tres vallas de anuncios para llamar la atención sobre el crimen sin resolver del que su hija fue víctima.

La obra de McDonagh, que ya ganó el Globo de Oro a mejor película el mes pasado, se postula así como máxima favorita para conquistar el preciado Óscar en esta misma categoría en la ceremonia del próximo 4 de marzo.

“Este filme trata de una mujer que se niega a recibir más mierda. Es una mujer sin remordimientos, como lo es Frances McDormand en realidad. Es una cinta optimista, pero también trata sobre el enfado. Estamos viendo que el enfado es la única forma de llamar la atención de la gente, y por eso le damos las gracias a los BAFTA”, aseguró McDonagh tras recibir el premio.

El mexicano Guillermo del Toro cumplió con los pronósticos en la categoría de mejor director y, con la fantasía romántica que es “The Shape of Water”, se llevó el BAFTA, el segundo que gana tras el logrado en 2007 por “El laberinto del fauno” en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

“The Shape of Water”, que comenzó la noche aspirando a 12 premios narra la historia de una limpiadora muda que trabaja en un laboratorio de alta seguridad del gobierno durante la Guerra Fría y se enamora de una criatura humanoide-anfibia capturada.

No hubo lugar para las sorpresas en las categorías de mejor actor y mejor actriz protagonista, y tanto Gary Oldman, por su papel de Winston Churchill en “Darkest Hour”, como Frances McDormand, por su interpretación de Mildred Hayes en “Three Billboards”, se llevaron el BAFTA a casa.

Oldman, máximo favorito al Óscar el mes que viene, se impuso a Jamie Bell (“Film Stars Don’t Die in Liverpool”), Timothée Chalamet (“Call Me by Your Name”), Daniel Day-Lewis (“Phantom Thread”) y Daniel Kaluuya (“Get Out”) y, tras recibir el premio de manos de Salma Hayek, dio las gracias a su familia y al propio Churchill.

“Es un premio muy especial porque esta noche lo puedo compartir con mi familia, con mis tres hijos y con mi mujer, y les tengo que dar las gracias”, declaró Oldman. “Gracias también a Winston Churchill, ese hombre. Ayudó con honor e integridad a defender a su país y al mundo. Así que le doy las gracias, Sir Winston”, apuntó.

En categoría femenina, la veterana McDormand se impuso a Annette Bening (“Film Stars Don’t Die in Liverpool”), Sally Hawkins (“The Shape of Water”), Margot Robbie (“I, Tonya”) y Saoirse Ronan (“Lady Bird”) para conquistar el primer BAFTA de su carrera.

Principal favorita para llevarse el Óscar, la actriz hizo un reivindicativo discurso en apoyo al movimiento “Time’s Up” (“Se acabó el tiempo), que denuncia el acoso sexual en el mundo del cine y que también protagonizó la alfombra roja de los BAFTA con la mayoría de las actrices vestidas de negro (con escasas excepciones, una de ellas precisamente McDormand).

“Three Billboards” también se llevó el BAFTA en las categorías de mejor guion original, mejor filme británico y mejor actor secundario: Sam Rockwell se impuso a su compañero de reparto Woody Harrelson y a Willem Dafoe (“The Florida Project”), Hugh Grant (“Paddington 2”) y Christopher Plummer (“All The Money in the World”).

En categoría femenina, el BAFTA a mejor actriz secundaria fue para la estadounidense Allison Janney por “I, Tonya”, un papel por el que se llevó el Globo de Oro y por el que es la principal candidata para hacerse con el Óscar.

“Darkest Hour”, el filme que narra los primeros días de Winston Churchill como primer ministro del Reino Unido, fue uno de los que se fueron prácticamente de vacío del Royal Albert Hall, y sólo celebró dos premios: el de Oldman a mejor actor y el esperado de mejor maquillaje y peluquería.

La gala, que una vez más tuvo lugar en el icónico Royal Albert Hall, se caracterizó por el humor y por el ritmo impecable que le otorgó la actriz Joanna Lumley, primera mujer en ejercer de maestro de ceremonias desde 2001.

El momento estelar de la noche llegó al final de la gala, cuando el príncipe Guillermo, duque de Cambridge, hizo entrega al legendario director y productor británico del BAFTA honorífico su contribución a la industria cinematográfica. EFE

Paypal