Ecuador, sábado 20 de enero de 2018

Sebastián Muro: Estar en Venecia es un sueño cumplido

Foto: http://news.xinhuanet.com/

Venecia (Italia), (EFE).- Al argentino Sebastián Muro poder exhibir su corto “55 pastillas” en el Festival de Venecia, en una sala para 1.700 personas, es “impresionante, un sueño ya cumplido”, que espera le abra muchas puertas para poder realizar otros proyectos.


Publicidad

Ha sido “espectacular”, ya con eso “estoy satisfecho”, afirma Muro en una entrevista con Efe.

Tras realizar varios cortos como ejercicios en la universidad, “55 pastillas” es su primer trabajo “de verdad” y la preparación para convertir la historia en un largometraje.

Muro tiene en la cabeza “un documental y una ficción que se desprenden un poco de este corto”, centrados en el mundo de las drogas y los jóvenes pero con algunas diferencias.

“Este corto es una aproximación a un mundo que me interesaba trabajar y a unos personajes y dinámica parecida a la que quiero desarrollar en un proyecto más largo”.

“55 pastillas” es una breve ventana al mundo de los jóvenes, a su inconsciencia en su relación con las drogas y con el mundo en general.

“Es -explica Muro- un mundo al que no pertenecí, pero lo conocí bastante y siempre tuve una cierta distancia y admiración acerca de este tipo de personajes”.

Cuando era adolescente fue a fiestas como la que muestra su corto y pasó por esa etapa de “inconsciencia”, de “no entender del todo lo que estás haciendo, pero al mismo tiempo son hechos graves, haces ciertas cosas sin conciencia”.

Algo que muestra en su corto pero “sin generar juicio sobre las acciones” de sus personajes.

Y esa idea la unió a su pasión por la música electrónica, que son dos áreas que le interesan como cineasta.

Para poner en pie el corto ensayó mucho con los actores, la mayoría de los cuales eran compañeros suyos de clases de teatro, un trabajo “muy minucioso” que le sirve de preparación para el largometraje que planea.

Hace tres años que trabajamos en esto”, con múltiples ensayos para “limpiar y sacar ciertas cosas” que no le gustaban para llegar a la actuación que finalmente realizaron los actores.

Porque a Muro le interesa mucho la historia en relación con los actores que la interpretan y por eso considera clave la elección de los actores.

“Es clave para que un mundo se construya”, asegura Muro, para quien es importante lo que un actor “ya es, lo que ya está dado en la persona”.

Un trabajo que le servirá mucho cuando pueda realizar su largometraje, algo que espera pueda impulsar con su presencia en Venecia y con el buen momento actual de la cinematografía argentina.

“Yo era muy chico con el nuevo cine argentino, que inició todo un boom que continúa y que espero no pare de crecer”, pero aún falta “un mercado interno más fuerte, que nosotros mismos consumamos nuestras películas”.

Ha habido recientemente dos películas que han funcionado muy bien: el año pasado “Relatos salvajes”, de Damián Szifrón, y ahora “El Clan”, de Pablo Trapero, que compite precisamente en la sección oficial de Venecia.

Pero “más allá de esos casos contados, es verdad que no hay cultura de consumir cine argentino”. EFE

agf/si