Ecuador, jueves 18 de enero de 2018

Bengasi ya tiene academia militar

La capital de la oposición en contra de la dictadura de Moamma Gaddafi, la ciudad rebelde de Bengasi, ya tiene una academia militar. Los jóvenes cadetes, alrededor de 500, se graduaron el pasado 29 de mayo, según informa la cadena Al Jazeera, que ha publicado unas fotos de AFP. A cien días de su liberación, la ciudad va consolidándose como una segunda capital de Libia. La semana pasada, la Unión Europea anunció de la apertura de la oficina en Bengasi para coordinar sobre el terreno la ayuda humanitaria y el apoyo político al Consejo Nacional de Transición (CNT), según anunció este miércoles en el Parlamento de Estrasburgo Catherine Ashton, coordinadora de la política exterior europea. La medida fue bien acogida por los eurodiputados, que, en cambio, criticaron a Ashton y a la UE por la doble vara usada para medir a Gadafi y al presidente sirio, Bachar el Asad.


Publicidad

Jóvenes cadetes libios durante su ceremonia de graduación.

“Pretendo abrir una oficina en Bengasi y así poder avanzar en la prestación de apoyo al pueblo libio para respaldar a la sociedad civil y al Consejo Nacional Provisional de Transición de Libia (CNTP) y asistirles en la construcción de su futuro”, ha asegurado Ashton ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo. La jefa de la diplomacia comunitaria ha explicado que entre las funciones de la futura misión comunitaria en Libia estará la de impulsar la reforma de la seguridad y afianzar las nuevas instituciones libias.

La medida no va tan allá como las de Francia e Italia, que han reconocido al CNT como representante legítimo del pueblo libio en detrimento del régimen de Gadafi, lo que también han hecho Catar y Gambia. La buena noticia para el CNT se vio acompañada en Bengasi de la información de que los rebeldes habían tomado el aeropuerto de Misrata, tercera ciudad del país y única que controlan en el oeste del país, tras dos días de combates en los que han muerto cinco personas y 105 han resultado heridas. Un importante paso, ya que por su localización, con salida al mar y un aeropuerto, Misrata se ha convertido en uno de los puntos estratégicos básicos por ambos bandos para hacerse con el control del país. “Gadafi tiene que dejar el poder, tiene que poner fin al régimen”, concluyó Ashton.