Ecuador, miércoles 20 de junio de 2018

Segundo vicepresidente del Perú se toma una licencia, pero no renuncia

LIMA (AP) — Omar Chehade, segundo vicepresidente de la república, dijo el martes que se tomará una licencia en el Poder Ejecutivo mientras se realizan las investigaciones que enfrenta por supuesto tráfico de influencias.


Publicidad

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, Chehade reiteró que es inocente y por ello no consideraba renunciar al cargo, como lo sugirió el domingo el presidente Ollanta Humala.

“He decidido que mientras duren las investigaciones que sobre mi persona realizan la Fiscalía de la Nación y en simultáneo tres comisiones del Congreso —de llegar el caso— no ejerceré las funciones de segundo vicepresidente de la República”, dijo Chehade.

El vicepresidente y también congresista, que fue abogado de Humala y uno de sus colaboradores cercanos en la pasada campaña electoral, fue denunciado por un general de la policía de haberle convocado a una reunión junto con otros dos generales para supuestamente influir a favor de un desalojo policial en una empresa azucarera envuelta en un litigio judicial.

El domingo, en una rueda de prensa, Humala dejó entrever que la denuncia a Chehade estaba dañando la imagen de su gobierno y manifestó que “haría bien que él de un paso al costado”.

Humala llegó a la presidencia comprometiéndose a no tolerar la corrupción en su gobierno.

Chehade afirma que no ha cometido delito alguno y dijo que confía “en que mi inocencia será confirmada”.