Ecuador, jueves 18 de enero de 2018

Dos militares muertos y tres heridos en combates con FARC en Colombia

Bogotá, 11 dic (EFE).- Al menos dos militares colombianos murieron hoy y tres más resultaron heridos en combates con guerrilleros de las FARC en una zona cocalera del departamento sureño del Caquetá, informaron autoridades castrenses regionales.


Publicidad

Los choques se desataron tras un ataque rebelde a uniformados que erradicaban un cultivo de matas de coca en la zona rural de la población de La Montañita, según un comunicado de la Décima Segunda Brigada del Ejército, con sede en Florencia, la capital caqueteña.

La unidad militar explicó que los militares, que pertenecían a un batallón de infantería, fueron sorprendidos por “terroristas del frente 15 de las FARC”.

En los enfrentamientos perdieron la vida dos soldados profesionales y resultaron heridos otros tres, agregó la fuente, que indicó que estos últimos “reciben atención especializada” en el centro médico al que fueron trasladados”.

Los militares erradicaban de manera manual cocales en una zona de La Montañita de nombre Birmania, según indicó la misma brigada.

En otras acciones registradas por separado el sábado por la noche, rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) causaron heridas a un policía y a cinco civiles.

Cuatro de los civiles eran vecinos de una base militar situada a las afueras de La Macarena, en el departamento central del Meta, según informaron a la prensa fuentes militares en Villavicencio, la capital regional.

Los lugareños fueron alcanzados por esquirlas de varias bombonas cargadas con explosivos que los insurgentes lanzaron, al parecer, contra la instalación castrense.

Mientras, el policía resultó herido junto a un menor de edad por esquirlas de una granada que rebeldes de la misma guerrilla arrojaron a la casa del alcalde de la población suroccidental de Planadas, Wilber Jairo Vallejo.

En el momento de la deflagración, nadie se hallaba en el domicilio, según dijo el funcionario, quien denunció que afronta amenazas de muerte. EFE

 

Foto: Archivo