Ecuador, jueves 18 de enero de 2018

España limita los salarios de directivos de bancos intervenidos

El Gobierno español aprobó este viernes una reforma financiera que contempla limitaciones a las remuneraciones que reciben los directivos de entidades bancarias intervenidas y que hayan recibido fondos públicos.


Publicidad

Los altos directivos de entidades intervenidas no podrán cobrar más de 300.000 euros anuales (unos 395.000 dólares), mientras que en el caso de los bancos beneficiarios de fondos públicos, sus máximos responsables tendrán limitadas las remuneraciones a 600.000 euros al año (unos 790.000 dólares).

El ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció en una conferencia de prensa estas medidas, incluidas en la reforma del sistema financiero español, aprobada hoy por el Gobierno que preside Mariano Rajoy, que establece el saneamiento de los activos inmobiliarios de la banca y las condiciones de las fusiones.

Estos límites supondrán una rebaja de hasta el 75 % en el salario, con respecto al que perciben en la actualidad, de los presidentes de las entidades que han recibido fondos públicos.

Luis de Guindos

El responsable de Economía explicó que el Gobierno no pretende fijar los sueldos del sector privado “sino que las entidades que han recibido ayudas públicas tengan retribuciones que garanticen que las finalidades que pretendían lograr dichas ayudas se cumplan, y que sean ejemplo para una sociedad sometida a muchos sacrificios”.

Los altos salarios que perciben algunos directivos de entidades bancarias que han necesitado ayudas públicas y las abultadas indemnizaciones que algunos de ellos han recibido al dejar sus cargos levantaron polémica en España, que atraviesa una profunda crisis con cifras récord de desempleo -5,2 millones, casi el 23 % de la población activa-.

Entre los altos directivos que verán recortado su salario con las nuevas medidas anunciadas hoy está el presidente de BFA-Bankia, Rodrigo Rato, exdirector gerente de Fondo Monetario Internacional (FMI) y exministro de Economía de España, que recibió el pasado año 2,34 millones de euros de remuneración.

La entidad que preside obtuvo un préstamo de 4.465 millones de euros a través del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), un organismo público, al que han recurrido varias cajas de ahorro en España.

De Guindos detalló hoy algunas de las medidas incluidas en la nueva reforma del sistema financiero español, aprobada por el Consejo de Ministros, y cuyas líneas básicas fueron anunciadas ayer por el responsable económico.

Según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la reforma pretende fortalecer la confianza y la credibilidad del sector bancario español “en el ámbito nacional e internacional”. EFE