Ecuador, jueves 18 de enero de 2018

Ministro colombiano tilda a las FARC de narcotraficantes

BOGOTA, Colombia (AP) — El ministro colombiano de Defensa señaló el lunes a las FARC de dedicarse al narcotráfico, una acusación que el grupo guerrillero desdeñó desde La Habana, donde mantiene una ronda de diálogos de paz con el gobierno.


Publicidad

“Indudablemente las FARC, en su actividad de narcotráfico, tiene nexos con carteles mexicanos y pues esta incautación del pasado fin de semana de cuatro toneladas, entre ellas una tonelada de cocaína líquida en procesamiento, demuestra cómo esta organización (y sus miembros) viven entremezclados en esta actividad del narcotráfico”, expresó a el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón a periodistas en un hotel de Bogotá.

Actualmente el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en Cuba negociaciones que buscan poner fin a casi 50 años de hostilidades.

Ariel Avila, investigador de la corporación Arco Iris que mantiene un análisis permanente del conflicto armado colombiano, comentó con la AP sobre las acusaciones formuladas por Pinzón que se trata de “una estrategia política de Juan Manuel Santos”para que esas críticas a la guerrilla no queden en manos de otros adversarios del gobierno o grupos con otros intereses.

Juan Carlos Pinzón.

“El ministro Pinzón no es una rueda suelta del gobierno de Santos, es una estrategia política para que esa crítica a las FARC no dejársela al uribismo” o el movimiento encabezado por el ex presidente Alvaro Uribe, quien nunca, en sus dos mandatos, aceptó entablar una negociación con los rebeldes.

Pinzón observó que “a esta gente todo el tiempo se le ha comprobado, se le ha demostrado a través de distintas incautaciones (que) tienen que ver con el narcotráfico”.

Además, dijo Pinzón, “a través de los distintos computadores (incautados a jefes guerrilleros muertos, las FARC) negocian y tranzan y cada vez más son socios de otros carteles o son socios de bandas criminales dedicadas al narcotráfico”.

El Ejército informó el viernes que un laboratorio clandestino con capacidad para producir diariamente 1.000 kilogramos de cocaína fue localizado y desmantelado en el suroeste del país y adjudicó su pertenencia a la organización rebelde.

Las FARC lo negaron de inmediato a través de uno de sus jefes guerrilleros en Cuba. “Nosotros somos una organización político-militar demasiado seria, demasiado responsable… Aquí no se está hablando con ningún narcotraficante, está hablando con una organización alzada en armas y esa es nuestra esencia”, sostuvo en La Habana Rodrigo Granda, uno de los negociadores de la guerrilla.

El laboratorio estaba en Timbiquí, localidad rural del departamento de Cauca, a unos 440 kilómetros al suroeste de Bogotá, dijo el general Alberto Mejía, comandante de aviación del ejército.

En conversación telefónica con la AP, el general dijo que el laboratorio “estaba ubicado en esa zona estratégica de las FARC como un corredor financiero y especialmente en todo esos temas de movimiento de la droga para llevarla vía marítima hacia Centroamérica y Europa”.

Mejía precisó que dos personas fueron capturadas en el operativo en el que participaron unos 150 militares y en el que se incautaron de 600 kilogramos de clorhidrato de cocaína, 500 kilogramos de cocaína pura, 500 kilogramos de pasta de cocaína y 1.000 galones de cocaína en solución.

* Fotos difundidas por Diario La Información