Ecuador, viernes 19 de enero de 2018

La ONU registra 5.000 muertes al mes en guerra civil siria

NACIONES UNIDAS (AP) — Cerca de 5.000 muertes al mes se registran en Siria debido a la guerra civil y el éxodo de refugiados registra índices no vistos desde el genocidio de Ruanda en 1994, denunciaron funcionarios de Naciones Unidas el martes.


Publicidad

“En Siria actualmente, las graves violaciones a los derechos humanos, crímenes de guerra y de lesa humanidad son la regla”, dijo el martes Ivan Simonovic, el subsecretario general de la ONU para los derechos humanos, ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Agregó que “el índice de muertes extremadamente elevado… demuestra el drástico deterioro de este conflicto”.

El portugués António Guterres, alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), dijo que dos tercios de los cerca de 1,8 millones de refugiados sirios identificados por la agencia han huido del país desde principios de 2013, un promedio superior a las 6.000 personas al día.

“No hemos visto una salida de refugiados que se intensifique a índices tan alarmantes desde el genocidio en Ruanda de hace casi 20 años”, señaló.

Por su parte, la secretaria de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, indicó que al menos 6,8 millones de sirios requieren de ayuda humanitaria urgente y acusó tanto al gobierno como a la oposición de incumplir “sistemática, y en muchos casos deliberadamente” sus obligaciones de proteger a los civiles.

“Esta es una crisis regional, no una crisis en Siria con consecuencias regionales, que requiere un compromiso sostenible y exhaustivo de la comunidad internacional”, dijo Amos en videoconferencia desde Ginebra.

“Las consecuencias de seguridad, económicas, políticas, sociales, de desarrollo y humanitarias de esta crisis son extremadamente serias y es inconmensurable su impacto humano en términos de trauma e impacto emocional a largo plazo para esta y futuras generaciones de sirios”, aseguró. “No sólo estamos ante la destrucción de un país, sino también de su pueblo”.

Simonovic dijo que desde que la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, reportó el mes pasado que al menos 92.901 personas han sido asesinadas del inicio del conflicto en marzo de 2011 a finales de abril de 2013, las fuerzas y milicias del gobierno han desplazado a la oposición en muchas áreas, incluyendo Qusair, Talkalkh, Aleppo, Damasco y sus alrededores.

“Las fuerzas del gobierno lleva a cabo bombardeos y ataques aéreos indiscriminados y desproporcionados usando, entre otras armas, misiles balísticos tácticos, bombas de racimo y termobáricas, todas ellas causan enormes daños y muertes de ser usadas en áreas densamente pobladas”, dijo.

Sin embargo, agregó que grupos armados de la oposición también han cometido actos de tortura y secuestro, en ocasiones entre líneas sectarias.

ARCHIVO- En imagen del domingo 9 de diciembre de 2012, un campamento para refugiados sirios cerca de la frontera turca en Azaz, Siria. Cerca de 5.000 muertes al mes se registran en Siria por la guerra civil y el éxodo de refugiados registra índices no vistos desde el genocidio de Ruanda en 1994, denunciaron funcionarios de Naciones Unidas el martes 16 de julio de 2013. (Foto AP/Manu Brabo, archivo)

ARCHIVO- En imagen del domingo 9 de diciembre de 2012, un campamento para refugiados sirios cerca de la frontera turca en Azaz, Siria. Cerca de 5.000 muertes al mes se registran en Siria por la guerra civil y el éxodo de refugiados registra índices no vistos desde el genocidio de Ruanda en 1994, denunciaron funcionarios de Naciones Unidas el martes 16 de julio de 2013. (Foto AP/Manu Brabo, archivo)

Una integrante de las Unidades Kurdas de Protección Popular vigila desde un puesto de control cerca de Qamishli, Siria, el domingo 3 de marzo de 2013. Aprovechando el caos de la guerra civil, la minoría kurda de Siria se ha forjado una independencia impensable en sus áreas, creando sus propias fuerzas policiales y mostrándose en público con su lengua y cultura. (Foto AP/Manu Brabo, Archivo)

Una integrante de las Unidades Kurdas de Protección Popular vigila desde un puesto de control cerca de Qamishli, Siria, el domingo 3 de marzo de 2013. Aprovechando el caos de la guerra civil, la minoría kurda de Siria se ha forjado una independencia impensable en sus áreas, creando sus propias fuerzas policiales y mostrándose en público con su lengua y cultura. (Foto AP/Manu Brabo, Archivo)