Ecuador, viernes 19 de enero de 2018

Irán acuerda con Occidente congelar su programa nuclear

GINEBRA (AP) — Los ministros de asuntos exteriores de Francia e Irán anunciaron el domingo por la madrugada que se alcanzó un acuerdo entre Teherán y seis potencias mundiales, para que Irán limite sus actividades nucleares a cambio de reducir las sanciones occidentales.

GINEBRA (AP) — Los ministros de asuntos exteriores de Francia e Irán anunciaron el domingo por la madrugada que se alcanzó un acuerdo entre Teherán y seis potencias mundiales, para que Irán limite sus actividades nucleares a cambio de reducir las sanciones occidentales.


Publicidad

En un mensaje desde la Casa Blanca, el presidente Barack Obama afirmó que el acuerdo nuclear interrumpe el camino más probable de Irán hacia la fabricación de una bomba atómica.

El acuerdo con Teherán es un “primer paso importante” y un “camino nuevo” hacia un mundo más seguro, afirmó Obama con respecto al acuerdo alcanzado en Ginebra, donde ya era la madrugada del domingo. Agregó que es un avance para tranquilizar las preocupaciones del mundo por el programa nuclear de la nación islámica.

En tanto, un alto funcionario del gobierno de Obama dijo a The Associated Press que el acuerdo no incluye reconocer el derecho de Irán a enriquecer uranio.

Ese ha sido un punto de fricción en las negociaciones entre Irán y seis potencias mundiales, incluido Estados Unidos.

El funcionario añadió que el pacto preliminar incluye que Irán suspenda el avance de su programa nuclear, inclusive un reactor de plutonio en su planta en Arak. El acuerdo también hizo un llamamiento a Irán para que neutralice sus reservas de uranio enriquecido al 20%.

Bajo los términos del acuerdo, Teherán también ha accedido a inspecciones atómicas, agregó el funcionario, quien insistió en no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar de los términos del pacto.

En Ginebra, el ministro de relaciones exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, dijo: “Sí, tenemos un acuerdo”, mientras se dirigía a los periodistas que abarrotaban el vestíbulo del hotel donde se han realizado negociaciones maratónicas durante los últimos cinco días.

Cuando le preguntaron si había un acuerdo, el ministro de relaciones exteriores francés, Laurent Fabius dijo “sí” e hizo la seña del pulgar hacia arriba.

El objetivo ha sido un acuerdo que congele el programa nuclear de Irán durante seis meses a cambio de ofrecer a los iraníes un alivio limitado de las sanciones económicas. Si el acuerdo provisional se mantiene, las partes negociarán acuerdos de una etapa final para asegurar que Irán no construya armas atómicas.

Fabius habló al salir de una reunión de ministros de relaciones exteriores la madrugada del domingo, cuando inició el quinto día de conversaciones en Ginebra. El acuerdo se concretó durante las negociaciones, que se extendieron mucho más allá de la medianoche del sábado.

No dio detalles de inmediato, pero se esperaba un anuncio formal pronto.

Como parte del acuerdo provisional, Estados Unidos ofreció a los iraníes una reducción limitada de las sanciones económicas que perjudican a Irán.

Durante la víspera, Irán había puesto en duda la posibilidad de que las actuales conversaciones en Ginebra resultaran en un acuerdo tras una jornada de diplomacia intensa en la que participaron el secretario norteamericano de estado, John Kerry, y otros cinco ministros de relaciones exteriores.

El viceministro del exterior de Irán, Abas Araghchi, dijo a la agencia noticiosa iraní Fars que en las negociaciones se ha tratado principalmente un proyecto de acuerdo que duraría seis meses y en el que se ofrecería a Irán una reducción limitada de las sanciones económicas occidentales a cambio de restricciones al programa nuclear del país.

Hasta entonces serían revertidas las sanciones de más peso que afectan las exportaciones de crudo iraní y las transacciones financieras.

Las conversaciones han sido difíciles, no sólo por la complejidad de los temas sino también por el profundo recelo entre las partes.

Los iraníes, conscientes del rechazo entre los sectores radicales internos a que se les impongan restricciones a su programa atómico, han insistido en preservar el derecho a enriquecer uranio para producir combustible nuclear, con el argumento de que lo necesitan para generar electricidad y para fines científicos.

Los iraníes igualmente pretenden una máxima reducción de las sanciones que lesionan su economía, mientras que Estados Unidos y sus aliados buscan una disminución de esas medidas que se amplíe gradualmente. Incluso estas propuestas no han caído bien a Israel ni a algunos miembros del Congreso.

Las conversaciones del sábado al parecer habían abarcado alternativas para que Irán pueda mantener cierto nivel de enriquecimiento de uranio, aunque a un grado muy inferior del necesario para la construcción de ojivas atómicas.

Otros escollos al parecer incluyen la magnitud de la disminución de las sanciones y el futuro de un reactor de plutonio en construcción en Arak, cuyo cierre pretenden las seis potencias. El plutonio también puede ser utilizado para la fabricación de armas.

___

Los periodistas de The Associated Press Deb Riechmann y George Jahn en Ginebra y Robert H. Reid en Berlín contribuyeron a este despacho. Foto: el Secretario Británico de Exteriores, William Hague; el ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle; la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Catherine Ashton; el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad-Javad Zarif; el ministro de Exteriores de China, Wang Yi; el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry; el Secretario de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov; y el Secretario de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, se felicitan al término de los acuerdos en Ginebra, Suiza. EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI

iran nuclear

Noticias relacionadas

Israel considera acuerdo con Irán un “error histórico” (Vídeo)

Según Irán, acuerdo reconoce su derecho a enriquecer uranio

Detalles del diálogo secreto EEUU-Irán que preparó acuerdo (Vídeo)

Patiño ve “con optimismo” el acuerdo con Irán

Video relcionado