Ecuador, miércoles 17 de enero de 2018

EEUU advirtió que cualquier intervención de Rusia en Ucrania será vista como una invasión

Foto de Archivo: La República.

Naciones Unidas (AP) — Estados Unidos advirtió a Rusia el viernes que cualquier intervención en Ucrania, incluida aquella que se haga supuestamente para entregar ayuda humanitaria, sería vista como una “invasión”.


Publicidad

La embajadora estadounidense Samantha Power hizo la advertencia durante una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en el este de Ucrania, donde las fuerzas del gobierno luchan contra separatistas pro rusos. Hace unos días, el gobierno de Kiev y naciones de Occidente acusaron a Moscú de enviar lo que la OTAN calcula son 20.000 soldados a la frontera.

Power dijo que Rusia ha propuesto crear “corredores humanitarios” para entregar ayuda a los separatistas.

“La situación humanitaria necesita atenderse, pero no por parte de aquellos que la causaron”, manifestó.

Power dio su visto bueno a la creación de “corredores humanitarios” por parte del gobierno ucraniano para llevar ayuda a zonas bajo control rebelde y permitir la salida de civiles. Si Moscú quiere enviar ayuda a los separatistas, dijo Power, debe ser enviada por conducto de organizaciones de ayuda internacional, como el Comité Internacional de la Cruz Roja.

“Por ello, cualquier intervención unilateral por parte de Rusia en territorio ucraniano, incluida aquella disfrazada de ayuda humanitaria, sería completamente inaceptable y profundamente alarmante, y sería vista como una invasión a Ucrania”, advirtió Power.

La embajadora dijo que Rusia también planteó la semana pasada la posibilidad de enviar fuerzas de paz al este de Ucrania.

“Un soldado ruso en misión de paz a Ucrania es una contradicción”, dijo Power. “En cada etapa de esta crisis, los rusos han saboteado la paz, no propugnado por ella, y es particularmente preocupante dada la anexión rusa de Crimea… Las fuerzas de paz son imparciales, pero Rusia apoya plenamente a los separatistas en este conflicto”.

El embajador ruso en la ONU Vitaly Churkin pidió el inmediato fin de las acciones militares en el este, y criticó el reciente reporte de la ONU sobre la situación de derechos humanos en el país por considerar que es parcial, y que culpa a las “autodefensas de todo menos de canibalismo”.

También exigió saber por qué el reporte no condena el uso de artillería y otras armas pesadas por parte de las fuerzas de seguridad ucranianas para destruir áreas residenciales e infraestructura, particularmente en Donetsk y Luhansk.

Churkin había dicho el martes que Moscú quiere enviar un convoy humanitario a las dos áreas bajo el auspicio de la Cruz Roja.